Existing Member?

Sentir el viento

Trueque por las "casualidades" de la vida

MEXICO | Thursday, 17 April 2014 | Views [1974]

Huipil obtenido por trueque en Coyoacan

Huipil obtenido por trueque en Coyoacan

Desde hace un tiempo estoy desaciéndome de muchas cosas que eran de la abuela de mi novio. Ella murió hace un año y medio y cuando nos mudamos a la casa donde ella vivía todo seguía tal cual.

Así fui vendiendo, regalando o donando libros, ropa, televisores, camas, sábanas, colchas, calzado y adornos. Todavía no había echo nada con una caja grande con estambres (lanas, hilos, ovillos). Primero pregunté en una tienda cerca de la casa donde venden ese tipo de cosas, pero me dijeron que no compraban usado. Otro día después de una clase de yoga vi otra tienda, pasé y le pregunté a la señora. Ella me dijo que sí compraba, así que quedamos en que otro día pasaba.

A la semana siguiente, luego de haber preparado un bolso lleno de carpetitas de crochet, hilos, lanas, fui al local de la señora. Eran las 11:05hs de la mañana, y si bien su cartel decía que abría a las 11, todavía no había abierto. Por lo que decidí hacer tiempo en un café muy cerca de ahí. La mañana estaba hermosa, fresca pero soleada, así que me compré un café caliente y un pastel de zanahoria y me senté en la banqueta (vereda). Había una chica joven que llevaba puesto un traje típico que según me dijo luego es del estado de México. Como me gustan las artesanías de los pueblos originarios, cuando terminé me acerqué y le pregunté por sus trabajos. Lo que mas llamó mi atención fueron sus huipiles, pregunté cuánto costaban, iban desde los $250 a los $400 pesos mexicanos. A mí el que mas me gustó costaba $250 que tenía en la parte del pecho un bordado de flores de colores muy delicado, la tela de todo el huipil era fresca y transparente, con mangas hasta el codo muy anchas, y crochet en la espalda alta.

Le dije que me gustaba mucho su trabajo, y me quedé pensando cuándo iba a juntar dinero para comprarme alguno de sus bellos huipiles. Me subí a la bicicleta en dirección a la tienda a donde originalmente me dirigía, y en el camino se me prendió la lamparita "si ella tiene algo que yo quiero, puede que ella quiera lo que traigo en el bolso", y sin pensarlo mucho me di la vuelta para ofrecerle trueque.

Al volver después de dos minutos que me había ido, la chica me miró sorprendida y se acercó. Le comenté que traía en mi bolso hilos, lanas, carpetas y demás cosas y que si le interesaban podíamos intercambiarlas. Le fui sacando bolsa por bolsa para mostrarle lo que había, y al terminal, muy naturalmente me dijo que aceptaba cambiármelo por el huipil blanco bordado de $250 que a mí me había gustado.

Mi cara se llenó de alegría !!! Estaba maravillada por la alegría que me había dado la vida de una manera tan casual, de la forma tan natural en que se fueron dando las cosas.

Además, le dije que tenía más cosas en mi casa, si le interesaba verlas y me dijo que sí !! Con lo cual estaba yo desbordando de alegría, iba en la bici camino a mi casa sonriente, y sentía que la gente iba admirando la felicidad transmitida en mi cara.

Add your comments

(If you have a travel question, get your Answers here)

In order to avoid spam on these blogs, please enter the code you see in the image. Comments identified as spam will be deleted.


 

 

Travel Answers about Mexico

Do you have a travel question? Ask other World Nomads.