Existing Member?

9 meses por el Sureste Asiático ¡El viaje de nuestras vidas!

La frontera del timo (Dong Kalaw - Dong Kralor)

CAMBODIA | Wednesday, 18 June 2014 | Views [552]

Llegó la hora de hablar de un país que me tiene sorprendida, un país maravilloso lleno de personas siempre amables y sonrientes, un país que creí que se reducía a Angkor Wat y mucha pobreza, pero que me mostró muchas más maravillas y me ha dejado un sello de salida en el pasaporte al que he puesto una nota de "volveré"... la increíble Camboya.

La llegada no fue ni barata ni sencilla, ni libre de timos e ilegalidades. Pagamos un combo barca-autobús para llegar hasta Stung Treng desde las 4 Mil Islas en Laos. ¿El precio? Desorbitado para los pocos kilómetros que se recorren, pero no hay muchas opciones más.

Como ya está bien documentado en innumerables blogs y guías de viaje (que al parecer nunca han leído las autoridades ni de Laos ni de Camboya), a los policías que te tienen que sellar la salida de Laos se les ocurrió cobrarte 2 dólares por ponerte el sello (que es para lo que les pagan!), y lo mismo cobran por tu sello de entrada los de Camboya, además de que cobran el visado a 25 dólares, y no a 20 que es el precio oficial. Si no pagas, no hay sello y no pasas.

Resulta que encima de esto que ya es el colmo, unos timadores de pacotilla con una bata de laboratorio se ponen justo al lado del paso fronterizo de Laos con un termómetro en la mano. Según esto, tienes que pasar con ellos para que se cercioren de que no tienes fiebre=malaria. Dicen que es obligatorio y hasta hay unos "policías" sentados en el "puesto de chequeo" y te cobran un dólar más. Afortunadamente, Miguel había leído ya que esto es un timo que la misma policía fronteriza permite (supongo que a cambio de un porcentaje del dinero recaudado) y nos negamos a pasar y pagar ese dólar extra, y no pasó nada de nada.

Por otra parte, también habíamos leído que el conductor del autobús que te lleva a la frontera siempre resulta muy "amable" y recauda todos los pasaportes y el dinero de los visados on arrival y de las "stamp fees". Efectivamente, el nuestro también lo hacía, pero pedía 25 dólares del visado más 7 dólares, pero sólo eran 4 dólares por los sellos... pues 3 dólares que me llevo por cada turista (en el autobús íbamos unos 40).  Resulta que un hombre de Sri Lanka que viajaba con su mujer ya había tramitado su visado en Australia y le dijo al conductor que él mismo haría sus trámites y que no le daría sus pasaportes, y el conductor que había sido hasta ese momento todo sonrisas y bromitas baratas se transformó en la representación del enojo y un berrinche en toda regla. Dado que yo no puedo comprar el visado en la frontera (por ser mexicana) y porque ya sabíamos que lo venden más caro en este paso fronterizo, nosotros tramitamos nuestro visado cuando estábamos en Bangkok, y decidimos que tampoco le daríamos nuestros pasaportes a nuestro querido conductor, que desde entonces no dejó de mirarnos con cierto odio, ¡vaya tonto! Así, este paso fronterizo se convirtió en una conversación de este pequeño equipo de cuatro, dos de Sri Lanka, un español y una mexicana, y conseguimos pasar pagando sólo las "stamp fees" ahorrándonos el dólar del termómetro de la malaria, los tres del conductor y los cinco extras del visado. Haciendo cuentas, en temporada baja pasan fácil fácil 100 turistas diarios, así es que estos benditos timos dejan bastante dinero, y los gobiernos parecen aplaudirlo en lugar de tomar cartas sobre el asunto. Y es que los jodidos estamos bien jodidos...

Lo mejor de todo es que sólo compramos billete hasta Stung Treng, que es el pueblo más cercano a la frontera. Una vez hechos los trámites de todos y se entregaron todos los pasaportes, nos reunieron con más turistas y nos pusieron a todos en el mismo autobús, así es que a algunos les tocó ir sentados en pequeños banquitos de plástico dispuestos uno tras otro en el pasillo de en medio, mientras que los que no alcanzaron ni esto tuvieron que sentarse sobre sus maletas. Nosotros, que ya no somos nada lentos en estas cuestiones, alcanzamos asientos para nuestra media hora de trayecto. Sin embargo, no quiero ni imaginar si los demás seguirían así su camino por horas y horas hasta llegar a Siam Reap o Pnom Penh.

Y ahora sí, dejando esto atrás aquí comienza nuestro andar por un país extraordinario. 

Tags: dong kalaw-dong kralor, frontera laos camboya, stamp fee, timo

 
 

 

Travel Answers about Cambodia

Do you have a travel question? Ask other World Nomads.