Existing Member?

9 meses por el Sureste Asiático ¡El viaje de nuestras vidas!

de Chiang Khong a Huay Xai

LAOS | Sunday, 4 May 2014 | Views [413]

Había llegado el tiempo de conocer la naturaleza y autenticidad de Laos, así que decidimos cruzar la frontera de la zona del Triángulo Dorado para acceder a la provincia de Bokeo, famosa por dos cosas:

  1. La Gibbon Experience, una actividad de tres días y dos noches que implica trekking por la selva, tirolesas y dormir en cabañas austeras sobre los árboles.
  2. Es el punto de partida de un viaje en bote sobre el río Mekong que te lleva, después de dos días enteros de viaje, a la ciudad de Luang Prabang.

Para llegar hasta ahí las cosas han cambiado un poco desde hace algunos meses. Según la Lonely, teníamos que tomar un barco desde la ciudad de Chiang Khong para atravesar el Mekong y llegar al puesto fronterizo de Laos, pero ignorábamos que ahora se ha abierto un nuevo "Puente de la Amistad" entre los dos países y que ésta es la nueva vía de acceso a Huay Xai. 

Poco antes de llegar a Chiang Khong, el autobús se paró a media carretera y nos bajaron junto con dos chavales franceses. Casualmente, había un tuk-tuk esperándonos para llevarnos al puesto fronterizo tailandés (obviamente, por una módica cantidad de dinero no negociable), donde rápidamente nos despacharon y nos hicieron comprar (a huevo) un billete para el autobús que nos cruzaría de un lado al otro del puente. Y después de tardar más en subir las maletas que en el desplazamiento, llegamos al puesto fronterizo de Laos, que sorprendentemente tiene capacidad como para atender a mil viajeros, pero sólo había tres personas y uno ni se inmutaba en trabajar. Dado que ya teníamos el visado (previamente tramitado en Bangkok), nos dieron un papel para poner nuestros datos y nos dijeron que ya podíamos pasar a la siguente caseta, donde no había nadie, así que pasamos al otro lado para encontrarnos con la sorpresa de que él único medio de transporte para llegar a Huay Xai era otro tuk-tuk de precio desorbitado e innegociable. 

Cuidado!!! Y cinco puntos para el que se dio cuenta del error... Nos pasamos sin que nos sellaran al pasaporte!!! Lo que oficialmente podría convertirnos en ilegales dentro de Laos. Menos mal que antes de subir al tuk-tuk y después de todas las peripecias que he pasado en mi vida con los dichosos visados, recordé que SIEMPRE TE TIENEN QUE SELLAR LOS VISADOS, tanto cuando entras como cuando sales del país. Así que regresamos a la última caseta, donde ahora sí había un hombre hablando por el móvil y con muy pocas ganas de trabajar, que nos selló el visado sin decirnos más.

Después de un agradable trayecto charlando con los franceses con los que iniciamos este cruce de fronteras, llegamos a la gran Huay Xai, un pueblo de una calle con algunas guesthouses, poca vida nocturna, un sólo restaurante abierto en temporada baja y un motociclista ofreciéndonos opio y metanfetaminas... welcome to Laos!

Con este panorama, la subida de precio de la Gibbon (300 dólares por persona) y los malos comentarios que encontramos en internet haciendo referencia al poco entusiasmo de los guías, poca atención en la seguridad de las tirolinas y cabañas llenas de ratas, ratones y arañas, lo mejor era huír y buscar aventuras más al norte. Al siguiente día tomamos un autobús a Luang Nam Tha.

Y creo que la decisión no fue la más correcta...

 

 

 

 

 

Tags: chiang khong, gibbon experience, huay xai

 
 

 

Travel Answers about Laos

Do you have a travel question? Ask other World Nomads.