Existing Member?

Siempre un poco más lejos La infantería nunca retrocede, da media vuelta y avanza.

WP 04 - Hic sunt leones

ETHIOPIA | Wednesday, 7 June 2006 | Views [5918]

entra la sintonía... ♪ Oooo Foooortuuuuna!... tuntuntuntún... ♪

Efectivi wonder, soy el tío Santi al aparato, y m'ancuentro en Addis Abeba, ciudad capital de Etiopía.

En el último episodio vimos como Fénix engañaba a M.A. Barracus y lo metía drogado a un avión, el cual pilotaba Murdock mientras discutía con su calcetín. Entre tanto, Aníbal se fumaba un puro y decía eso de "Me encanta que los planes salgan bien".

Yo por mi parte hice valer los "frees" de Lufthansa cogiendo sin problemas el avión de Roma a Frankfurt y el de Frankfurt a Addis Abeba. Me sentí como Aníbal Smith, aunque quizá alguien piense que me tiro mas para Murdock.

En el vuelo de Frankfurt a Addis vi en el plano que suelen mostrar en los monitores del avión que estábamos sobre Nápoles. Mire por la ventana, y ahí estaba mi "querida" Nápoles recostada en su bahía. Ya sabemos lo que dice Sabina: "Addio, ma bella Napoli ", y yo me permito añadir un verso libre: "Va fan culo, Napoli".

Al rato, miro por la ventana y veo que nos acercamos a unas islas... aivalahostia!, las Eolias... y claro, esa primera es... Strómboli!!!, ahí estaba el cono volcánico surgiendo del mar con su penacho de humo... siempre fumando, Strómboli, algún día acabaras por reventar. ¡Joder, pero si yo estaba ahí arriba subido hace tres noches! Moooola.

Le pedí al colega que estaba sentado a mi lado que me alcanzara mi mochila para coger la cámara y hacerle una foto. Fue así como trabe conversación con el: un francés que trabaja para su ministerio de exteriores e iba a Darfur a ver como estaba el patio y hacer sus informes. Un tipo muy majete, me dejo todos los datos de su oficina en el ministerio, y el nombre de su jefa, que conoce a los embajadores franceses de estos lares, para que acuda a el si tengo algún problema. Luego sobrevolamos el este de Sicilia – el Etna no se ve, esta cubierto por nubes-, el Mediterráneo –color azul desvaído por la calima-, y cuando me quise dar cuenta, estábamos sobre el Sahara, el desierto Líbico, un espectáculo de ocre infinito. Un paisaje de una antigüedad primigenia, donde solo puede imaginarse la muerte. Al poco, un manto de nubes blanquísimas lo cubre como un sudario. Mas adelante una cicatriz corta el desierto: es el Nilo. Desde el avión parece un hilillo de agua que se vaya a evaporar enseguida. El Nilo, cuyo curso pretendo seguir desde el Lago Tana en Etiopía, donde nace el Nilo Azul, hasta el Mediterráneo.

El avión hace escala en Jartum, donde se baja mi compañero francés. Durante el descenso, al norte de la ciudad, he podido contemplar el lugar en el que se unen el Nilo Azul y el Blanco, que viene desde Uganda, en el sur. Temperatura en Jartum: 42C. Espero volver por ahí en un mes, y me acojona el calor que pueda hacer entonces. Información aeronáutica: Khartoum VOR: KTM



ADDIS ABEBA (3-jun)

Ya aterrizado la sensación es de tranquilidad y buen rollo. Son las diez de la noche. Me saco el visado en el aeropuerto y pillo un taxi al hotel. En el avión había hecho una lista de hoteles, y también había preguntado el precio razonable de un taxi.

Convengo con un taxista un precio algo superior pero no me importa -son cuatro perras-, y le digo que me lleve al primer hotel. Esta lleno. Sin concretar precio le digo que le pagaré algo mas, vamos al siguiente de mi lista y tomo habitación. Le voy a pagar lo que me parece proporcional a lo acordado -y que yo sé que es el doble del precio local- y se me descuelga con un precio exorbitante… me quiere timar. Estamos discutiendo dos horas en el hotel, nos llamamos de timador, mentiroso,… mucha gente intenta intermediar, pero su filosofía es que lleguemos a un precio intermedio entre lo que yo ofrecí y lo que pide el.

Harto, le digo que me voy a la habitación y que llame a la poli si quiere. El colega me impide ir a la habitación. El tipo del hotel se inhibe ("You know, he is my brother…") Le digo que llame a la poli, que quiero hablar con ellos, pero comunican. Finalmente, le digo que me piro, cojo la mochila, me devuelven el dinero de la habitación, y me piro a la calle: sé que hay un hotel de turistas cerca. El taxista me sigue, me corta el paso y me da varios empujones. Le digo que se esta buscando un problema y se da cuenta de ello, porque mucha gente ya nos ha visto a los dos discutiendo. Me sigue hasta el hotel caro, donde me dan habitación y puedo subir a descansar. Les digo que me llamen cuando llegue la poli. La poli llega en una hora. Son dos pibes que no tienen ni papa de inglés, así que otra vez a explicar todos los detalles al tío de recepción que hace de traductor,… y ya van "N" veces que se repite la discusión. La filosofía es la misma: "tenéis que llegar a un acuerdo". Yo no me doy, es ya una cuestión de honor porque además de quererme timar ha ejercido violencia contra mí, pero eso no cuenta para la poli, porque me ha pedido disculpas. El taxista le cuenta a la poli que yo le había ofrecido 120, y sin embargo ahora solo ofrezco 100 (es cierto, pero eso fue antes de que se pusiera de malas). La poli y la gente que esta mirando no lo entiende, y me apremian porque si no hay acuerdo vamos a comisaría los dos a pasar la noche. En fin, le voy a dar 120, saco un billete de 100 y otro de 50 y me empiezan a decir que se los de al taxista. Ya estoy hasta los huevos y digo "OK, let's go to prision". El efecto fue el mismo que cuando Cansado dice "Que va, que va, que va, yo leo a Kierkegaard": aquí paz y después gloria, mano de santo. Más de tres horas de movida por algo menos de dos euros. Con los huevos del tamaño de una bola de basket me voy a dormir.



ADDIS ABEBA (4-jun)

Al día siguiente me voy a un hotel de mochileros (6 EUR/noche). De camino no me cruzo con ningún blanco, me siento extraño "como un pato en el Manzanares", no encajo en la escala cromática.

Me empiezo a informar: primero quiero ir al sur, al Valle del rió Omo, que parece ser la mejor zona de África para observar a un buen puñado de tribus "en estado natural". La temporada de lluvias ha empezado, y cuanto antes vaya mejor, para no encontrar los caminos impracticables. La única manera posible es ir con un 4x4 alquilado con conductor, ir por tu cuenta es una locura. Mejor, así no doy mis primeros pasos solo.

Descarto ir al desierto del Danakil; a conocer a la gente Afar y al volcán Erta Ale. Las temperaturas ahí son ahora 48ºC y además esta todo empantanado por las lluvias.

Conozco a otros occidentales que están en el hotel y me preocupo, todos parecen estar de la olla. Su descripción me llevaría varios párrafos, que seguro me vais a agradecer que os ahorre.



ADDIS (5-jun)

Los primeros días me dedico a informarme y negociar precios, a buscar a alguien con quien compartir el viaje, y a hacer los trámites para conseguir el visado para ir a Sudán: para eso primero tengo que acudir a la embajada española en Addis para que me hagan una carta de presentación para la Sudanesa.

Por la calle "me encuentra" un tipo eritreo que habla español: estudió en Cuba durante 14 años, cuando Etiopía era comunista. Se fue a Cuba siendo etíope, y cuando volvió Eritrea se había escindido de Etiopía tras una guerra. Como tenia pasaporte etíope tuvo que regresar a

Etiopía, y ya no puede ir a Eritrea, donde esta toda su familia, a la que no ha vuelto a ver. Es un tipo muy majete, que suele buscarse la vida haciendo de guía por todo el país a turistas españoles. Curra por su cuenta, porque aquí los eritreos están mal vistos y no tienen trabajo. Un dramón. Me acompaña a hacer varias cosillas durante la mañana.

Por la tarde salgo a dar un paseo y se me pegan dos muchachos de esos que solo quieren sacarte pasta, yo ya se de que va el tema: es exactamente igual que en Cuba: los tíos son jineteros (timadores), y las tías jineteras (prostitutas).

De primeras les digo que no les voy a dar pelas, pero se ofenden… como en Cuba. Estoy paseando con estos ellos y nos vamos a tomar algo de lo que había oído y que me apetecía mucho probar: chat. Compramos una bolsa de chat y me llevan a un tugurio barriobajero que mola mazo. Pedimos unas bebidas y una cachimba a la que la chica del local le va cambiando el carbón regularmente. Todo a mi cuenta, claro. Me enseñan a "chatear": el chat es una planta, legal, cuyas hojas, cuando están tiernas, se mascan. Su efecto supuesto es que quita el sueño, quita el hambre, quita la libido, y te vuelve parlanchín. Estamos mascando un buen rato, y… promesas cumplidas: funciona. Conversamos sobre religión, sexo, ética, sexo, política, sexo,…

Me dicen de ir a tomar unas cañas y acepto porque estoy de buen rollito y apenas me han sacado pasta. Craso error, bajo la guardia y aparte de clavarme con las cervezas, me dan el cambiazo de un billete bueno por otro falso (8EUR). Me lo tengo que comer. Buen timo: me quito el sombrero, pero me jode mogollón, aunque ya supiese que me iban a pasar este tipo de cosas… y las que me quedan. Me consuela que a Javier Reverte le hicieron un timo bastante más gordo aquí en Addis. (Lo cuenta en "Los caminos perdidos de África", libro cojonudo en el que relata su recorrido por Etiopía, Sudán, y Egipto)

Durante el tiempo que estuve con los jineteros me ofrecieron de todo, casi hasta a su madre. Pese a ser un país muy religioso -los jineteros estaban todo el rato que si "Dios es amor", que si "Jesús es el camino"- en Etiopía la prostitución y la promiscuidad están socialmente aceptadas. Se estima que el 50% de las tías son prostitutas, y de ellas el 50% tiene el SIDA…. mejor mascar chat, o algo que se parece, pero no es lo mismo: mas-chat-car-tela. Pero no se puede fiar uno de las estadísticas: otros estudios distintos dicen que el cincuenta por ciento de la población son la mitad.

Me voy a la cama tocado en la moral por el timo, pero no puedo dormir en cuatro horas por el chat.



ADDIS (6-jun)

Me levanto con la firme voluntad de contratar el viaje al rió Omo para pirarme al día siguiente de esta maldita ciudad de timadores. Todos te previenen contra los demás: los taxistas contra la gente de la calle que te quiere timar, la gente de la calle contra los hoteles en los que te van a desaparecer cosas, los hoteles contra las agencias que te van a cobrar más por lo mismo… Es imposible encontrar a alguien desinteresado: por el interés te quiero Andrés. Por alusiones, toma la palabra el Andrés:

Estoy cansado de los que vienen de amigos
y solo quieren rellenarme el agujero… alta suciedad

Mi plan es llevarme al eritreocubano de guía, y compartir viaje con un mejicano que también quiere ir hacia el sur, pero del que solo sé su dirección de correo. Me paso el día entero intentando contactar con ellos infructuosamente… me tendré que quedar otro día mas en Addis.

Por la mañana voy a la embajada de Sudán a pedir la visa. En cinco días sabrán si me la conceden. Si me la deniegan lo intentare por medio de agencias (corrupción), y si tampoco la logro así me la machacare con la tapa de un baúl.

Por la tarde me paso por el museo nacional, mi primera visita turística en tres días. Ahí visito a Lucy, la famosa australopitecus afarensis que toma su nombre de la canción de los Beatles que a su vez toma su nombre de una conocida substancia psicotrópica…

Picture yourself in a boat on a river…

Y con el rió me vienen a la cabeza los versos de Jorge Manrique (mi única lectura durante el viaje hasta la fecha):

"Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar..."

Y si las vidas son nuestras, el Mar también es Nostrum. Entonces el mar es el Mediterráneo, y el rió el Nilo… todo encaja de nuevo, voy por el buen camino.

La visita a Lucy también tiene un sentido en este viaje. Se la consideró durante mucho tiempo como la primera Eva, la primera mujer, aunque lo más probable es que los humanos no evolucionáramos de su rama. Si el Strómboli representa la génesis volcánica de la tierra, Lucy simboliza es el origen de la humanidad, que en cualquier caso tiene su origen aquí en el Valle del Rift.

El esqueleto de Lucy que está expuesto es una replica, pero mola igual. También vi en el museo el trono de Haile Selassie, emperador de Etiopía. Este tipo empezó jugando en las categorías inferiores como Ras (una especie de gobernador), y su nombre cristiano era Tafari Makonen. La filosofía, la cultura, el llámalo X, que profesa su culto personal se conoce como "rastafari". En Jamaica tuvo mucho éxito. Aquí en Etiopía Ras Tafari Makonen les regaló una ciudad a los jamaicanos donde no se para de fumar y escuchar reggae: Shashemene. Hace pocos años, para el 60 cumpleaños de Bob Marley se organizó una buena fiesta en Addis: reformaron la plaza principal y todo para la conmemoración.

Por la tarde me fui con una inglesa y un australiano que están en mi hotel al teatro, a uno de los grandes. El espectáculo fue bastante cutre: como distintas funciones preparadas por los estudiantes para fin de curso, mezcla de teatro y musical. Algo esperpéntico para nosotros que no compartimos el idioma ni las claves del humor. Como dicen los Monthy Phyton: "And now, something completely different". Pero bueno, los bailes y las acrobacias estuvieron bastante bien. Como yo me estaba eternizando en Addis y estaba bastante quemado, pensé en cogerme un autobús a la mañana siguiente e irme al sur por mi cuenta.

Hablando de estar quemado: Etiopía significa "tierra de los rostros quemados" en griego. Lo digo también porque se que muchos de vosotros sois aficionados al griego, sobre todo aquellos que ahora esbozáis una leve sonrisa.



ADDIS (hoy 7-jun)

Me levanto otra vez con firme voluntad de contratar la excursión, esta vez yo solo, con cualquiera de las agencias con las que ya he hablado. Y también con la firme voluntad de que no me gane el mal rollo. Me paso la mañana tranquilamente en el jardín del hotel escribiendo postales, leyendo, organizando mis notas. Sin mover un dedo, aparece un colega israelí del hotel de enfrente que quiere ir también al sur… de puta madre. Aunque estoy advertido contra la gente israelí por su fama de conflictivos, en seguida me parece que es un buen tipo, además entiendo perfectamente su inglés. Lleva un año viajando, por países del primer mundo. Durante el día se nos une una pareja que acaba de llegar a mi hotel. Él es estadounidense y ella es de origen panameño… podré hablar español. También llevan un año viajando y parecen muy buena gente.

Ya hemos contratado los detalles del viaje así que mañana salimos. Volveremos a la civilización en algo más de una semana: quizá estemos más de diez días de viaje, según nos apetezca, así que os libráis por un tiempo de estas sábanas que os escribo.

Y esto es todo amigos míos, que no es poco.


HIC SUNT LEONES

HIC SUNT LEONES

 

 

Travel Answers about Ethiopia

Do you have a travel question? Ask other World Nomads.