Siempre un poco más lejos La infantería nunca retrocede, da media vuelta y avanza.

Un golfo pérsico

IRAN | Monday, 11 August 2008 | Views [14391]

Pocos lugares tienen un nombre tan sugerente como el de Persia. Sin embargo, hay menos lugar en Iran para el exotismo del que se pueda pensar. La emocion tendra que esperar de nuevo, y dejar lugar a la aah(bostezo)hmmpasionante aventura de la historia.

Escribo este capitulo dos meses despues de salir de Iran. Es demasiado tiempo, pero no porque se olviden los detalles del viaje, sino porque cuanto mas se tarda en poner algo por escrito, mas voluminoso es el resultado: los recuerdos y la informacion son muy promiscuos, y se relacionan y reproducen sin control ninguno.

He intentado poner freno a esa orgia relatando los dias en que mis pasos por Iran trazaron el siguiente garabato:

Resumiendo, que he hilvanado el mayor numero de notas que he podido, y claro, el resultado es bastante farragoso. Otras no han tenido cabida, y quiza mas adelante las incluya, pero por ahora se quedan en el cajon. Como dice Sabina:

♪ Resumiendo, que tengo un cajón de la firma Pandora ♪


PRIMEROS PASOS

Desde Armenia habia cruzado a la ciudad irani de Jolfa, historico enclave armenio renombrado por la habilidad de sus artesanos. El 1604 el Sha Abbas secuestro a todos sus habitantes y los reestablecio en Isfahan para que ayudaran a construir y embellecer su nueva capital. Sus descendientes aun viven en el barrio armenio de Jolfa en Isfahan.

Al sur del paso fronterizo el paisaje se torno arido, contrastando con los verdes valles armenios que habia dejado atras. Tomo tren a Tabriz y contemplo el desierto irani por la ventana del tren. Fabricas tradicionales de ladrillos, hechos con el mismo polvo del desierto, se suceden a lo largo de la via.

Dos chicas jovenes charlan conmigo en el pasillo del vagon sin empacho ninguno, delante del resto de la gente. En Turquia hubiese resultado muy extraño, que yo recuerde alli nunca se me dirigio una chica.

En la estacion de tren de Tabriz hago cola frente a la ventanilla. En realidad soy el unico que hace cola, mientras que el resto de la gente prefiere utilizar el sistema todo vale. Finalmente queda demostrado que su sistema es mucho mas eficaz, y me quedo sin billete. Y es que la cortesia persa no aplica en las colas, al igual que sucede en los paises arabes.

Tabriz es la segunda mayor ciudad del pais y capital del Azerbaian armenio. Su mas importante monumento es la Mezquita Azul, nombrada en las Mil y una noches, y que visite en mi anterior viaje. En aquella ocasion encontre cerrada una iglesia mencionada por Marco Polo, pero volver a intentar visitarla no era razon suficiente para quedarme en Tabriz, asi que me pille un bus para seguir camino. Aunque hubo que esperar dos horas a que se completara el pasaje no llegue demaisado tarde a Zanjan.

* * *

La mañana siguiente paseo por Zanjan y visito algunas atractivas mezquitas, las primeras en las que veo celebrar sus rezos a los chiies. Me siento en un rincon a observar y ser observado… ninguna mala cara, la gente es muy maja. Luego camino por el tradicional bazar y sus antiguos caravasares aun en uso.

Otras dos chicas se ponen a hablar conmigo en la calle y me acompañan a cambiar dinero. Luego me dan su telefono por si necesitara ayuda. Definitivamente, esto no es Turquia. Las mujeres van tapadas, pero se comportan mas libre y espontáneamente que en cualquier otro país musulman que yo haya visitado hasta ahora, con una actitud digna y natural. Otra diferencia con Turquia es que aquí es habitual que las mujeres atiendan negocios y oficinas.

Me cuesta caminar entre la gente y los vehiculos: toca adaptación a un nuevo país. El mayor peligro que voy a tener que afrontar en Iran es cruzar la calle. Las abundantes motocicletas gustan de ir en sentido contrario al trafico, lo que despista bastante, y estoy a punto de comerme un par de ellas.

Por la tarde visito el cercano Mausoleo Oljeitu, en Soltaniyeh, que fue concebido para realojar los restos del Imam Ali -que estaban, y siguen estando, supuestamente, en la localidad iraqui de Najaf- y convertirse asi en el primer sitio de peregrinaje chiita. Pero, cosas de la fe, el sultan llkanida Oljeitu, su constructor, se convirtio entretanto al sunnismo, y acabo disponiendo el mausoleo para si mismo.

Cupula del mausoleo de Soltaniyeh

Su enorme cupula es por tamaño la tercera mayor del mundo, tras la de Santa Maria de Florencia y la de Santa Sofia de Estambul, y la mayor de todas las construidas en ladrillo. No es injusto que este edificio se encuentre en Persia, pues los persas sasanidas fueron los primeros en descubrir una manera satisfactoria de construir sobre una estancia cuadrada una cupula semiesferica. Usaron para ello dos secciones intermedias, una octogonal y otra de dieciseis lados, y la arquitectura persa posterior perfecciono este modelo, construyendo cobre la cupula semicircular una cupula superior mas estilizada, con sus caracteristicas formas de melon o cebolla.

Aunque Soltaniyeh seria luego arrasada por Tamerlan, aun quedan varios monumentos interesantes, a los que me lleva y acompaña un profe de ingles con el que ya habia coincidido en Zanjan. Esta recorriendo esta zona del pais con su mujer e hijos en su pequeño coche, preparandose las comidas y el te con hornillo de camping, y pasando las noches con conocidos o familiares, o bien acampando, y me invitan a visitarlos a su casa, cerca de Teheran. Durante el resto de mi estancia en Iran comprobare que la aficion al excursionismo esta muy extendida.

Despues un tio me acerca en su moto hasta el minibus de vuelta a Zanjan, donde otro profe de ingles me ofrece ser su huésped. Ceno en un buen restaurante, pero al poco me toca ir al baño. La típica dolencia del turista: el mal de ojete.

Hoy he comprobado que es usual que los taxistas o tenderos insistan en que no pagues. Es parte de la cortesia persa, el codigo del ta’arof, que resulta en ocasiones indistinguible de la hipocresia a los ojos occidentales, y quiza tambien a los ojos persas. Hay que rechazar toda oferta tres veces, pero si insisten mas, hay que aceptar.

* * *

A la mañana siguiente, como es normal en Iran, no recorro mucha distancia hasta que alguien me para en la calle a interesarse por mi... Darius me ayuda a encontrar un taxista que me lleve a Takht e Soleiman. Como azeri, habla turco, y esta muy jodido con la opresión de su lengua y cultura: el unico idioma oficial y escolar es el farsi, y hay muchos azeries en la cárcel por su activismo. Se emociona e indigna cuando me habla de ello, y me pide que lo cuente en España, quiere que se sepa... dicho y hecho.

El precio del taxi privado es irrisorio: por todo un dia y unos doscientos kilometros voy a pagar poco mas de diez euros. Ya en ruta contemplo el seco paisaje. Ya’are, mi taxista, se queja de la pertinaz sequia. A mitad de camino paramos a comer en su casa, y mas tarde en un pueblecillo rural.

Ya'are posando en su casa con su señora.

Finalmente llegamos a Takht e Soleiman, un complejo templario que fue centro espiritual del zoroastrismo en el siglo III d.C. Para una religion que prestaba atencion especial a los elementos, esta era una gran ubicacion: el manantial de agua, venenosa, llena un hermoso lago con paredes naturales de travertino, alrededor del cual se dispuso el santuario, un recinto amurallado con multiples dependencias. La llama eterna era mantenida gracias a emanaciones de gas volcanico que eran canalizadas hasta el templo del fuego, y en cuanto a la tierra y el viento, los hay para dar y tomar en la llanura circundante. Hoy se puede contemplar lo que queda de la muralla -incluida una bien conservada puerta sasanida-, y de los templos y palacios que encerraba: el arranque de grandes columnas y paredes, y amplios pasillos subterraneos.

Puerta sasanida en Takht e Soleiman.

El nombre por el que se conoce el lugar significa Trono de Salomon, y bautizarlo asi fue una argucia de los persas ante la llegada de los musulmanes para que el lugar fuera respetado.

Muy cerca, el cono volcanico de Zendan e Soleiman, la prision de Salomon, se eleva cien metros sobre la llanura. Esta horadado por una cavidad perfecta de ochenta metros, que contuvo en tiempos un lago, usado como el del santuario con propositos religiosos.

La poblacion de los alrededores es kurda. El Kurdistan irani se encuentra al sur del Azerbaian irani. De los ochenta milones de iranies, la mitad son persas, mientras que los azeries representan la cuarta parte. Los kurdos son unos ocho millones, y otras minorias importantes son los lores, los arabes, los baluchis, o los turkmenos... que son como los turcos, pero sin llegar a semejantes niveles.

De regreso Ya’are me lleva al huerto de su familia, tomamos te entre sus albaricoqueros y comemos sus deliciosos alberges –palabra que viene del latin persicum, ‘de Persia’- que es como se llama a los albaricoques en Aragon.

Termino el dia pillando un bus a Qazvin que se demora bastante, segun lo habitual. Llego baldado al hotel, y encima me pego una hora luchando con el aire acondicionado. Gano la batalla y consigo sellar la mugrienta rejilla con la toalla del hotel.


ALAMUT, LOS ASESINOS, Y EL VIEJO DE LA MONTAÑA

Un chiste irani aconseja que si se te cae la cartera en Qazvin no te agaches a recogerla. Ahmadineyad no lo debio de pillar cuando se lo contaron.

En Iran no hay gayer

Aunque soy un librepensador, no me interesaba mucho Qazvin, y menos aun extraviar la cartera, asi que me pille un safari, un taxi compartido, al pueblo de Moallem Kalayeh, llamado Alamut por los locales.

Yo supe de Alamut por primera vez hara mas de veinte años, leyendo un comic de Marco Polo que aun tengo por casa. La leyenda, introducida en Europa por el mismo Marco Polo, es muy conocida: en la fortaleza de Alamut gobernaba el Viejo de la Montaña, quien hacia creer a sus jovenes adeptos estar en el paraiso: en un precioso jardin rodeados de todo tipo de delicias, complacidos por mujeres, y mecidos por el humo del hachis. Cuando necesitaba algo de ellos hacia que los sacaran de ahi mientras dormian. Creyendose expulsados del paraiso estaban dispuestos a todo, incluso a morir, para poder regresar. Asi les eran encomendadas las mas ariesgadas misiones, normalmente asesinar a importantes personalidades en lugares publicos.

Por su aficion al hachis se les llamo hassasin, y por su gusto por el homicidio politico, dieron lugar a la palabra ‘asesino’ (assassin en frances), una etimologia discutida, aunque aceptada por la RAE. Otra opcion, mucho menos atractiva, es que al Viejo le gustaba llamar a sus adeptos asasiyun, los que son fieles al asas -el fundamento de la ley- y que esa palabra fue mal comprendida por los viajeros extranjeros, que creyeron ver en ella efluvios de hachis.

En Iran no hay porros

Segun la historia, la llamada Secta de los asesinos, o simplemente, los asesinos, fue una escision de los ismaelies provocada en el siglo XI por Hassan Sabah, el primer Viejo de la Montaña. Sus seguidores fortificaron numerosos enclaves en los Montes Alborz, entre aridos valles y esparpadas montañas. Es cierto que cometieron sonadisimos asesinatos politicos, y jugaron un papel importante durante las cruzadas, pues tenian tambien sucursales en Tierra Santa.

En 1256, con la segunda oleada mongola, Hulagu Kan capturo y destruyo sus fortalezas. Hoy en dia se conocen los restos de cincuenta de ellas, ubicadas en unos valles conocidos como los valles de los asesinos. De todas ellas la mejor conservada y mas accessible se encuentra en la aldea de Gazor Khan, y se ha convenido en llamarla Fortaleza de Alamut aunque no haya ninguna evidencia de que sea la genuina. Para ahi que me fui en taxi.

El peñasco donde se ubica es de cuidado, dominando el valle. Los restos que quedan en la cima no son una maravilla, y estan afeados por andamios. Hay bastante turismo, todo local, y un par de restaurantes al pie de la fortaleza. En fin, que el lugar no supera la comparación con el mito y decido no quedarme a contemplar la tercera luna llena de mi viaje sobre Alamut como tenia pensado.

De vuelta en Qazvin, antes de pillar transporte para Teheran, me doy cuenta de milagro que no llevo la cámara de fotos encima. Sin agacharme a buscarla, comienzo una pequeña odisea de taxistas y explicaciones, dibujando graficos sobre los lugares donde la puedo haber perdido y las posibilidades de que este en cada uno de esos lugares, pues no lo tenia muy claro. Los taxistas llaman a sus colegas, y vamos podando ramas del arbol de probabilidades. Bastante divertido.

Resulta que al regresar de Gazor Khan me habian llevado hasta Moallem Kalayeh en un coche que iba grabando en video un cortejo nupcial, y me deje ahi la camara, pero no estuve seguro de ello hasta que regresamos a Gazor Khan y encontramos la casa del fotografo, donde me esperaba mi camara.

Gracias a ello pase varias horas recorriendo de noche los valles de los asesinos, y contemplando la luna llena sobre ellos. Y como era ya tarde, pase la noche a mitad de camino en una casa de te de Moallem Kalaye, nombre que significa algo asi como ‘el castillo del maestro’. Resulta curioso que a este pueblo los locales lo llamen Alamut, que significa ‘la leccion del aguila’. Todo muy pedagogico. Gracias a que no se sabe a ciencia cierta cual es la verdadera fortaleza de Alamut, el mito sigue a salvo.

Desde que lei el comic de Marco Polo, la he revisitado en varias ocasiones, gracias a Peter Berling, a Umberto Eco, o al Samarcanda de Amin Maalouf. Quiza siga oculta en algun valle remoto, quiza incluso sea posible encontrarse con una Nueva Alamut, como le sucedio a Corto Maltes en su camino a Samarcanda:

La Nueva Alamut bajo la luna llena


TEHERAN

Al dia siguiente llego ya por la tarde a Teheran, a la estacion de autobuses del oeste, junto a la plaza Azadi y su caracteristico monumento a la libertad. Encuentro un hotel de mochileros cojonudo, limpio y organizado, con internet, cachimba, lavanderia, y un encargado que es un mafias y dice poder conseguirlo todo, hasta pasaportes falsos. Salgo a la calle y hace calor, pero recien duchado y sin mochila resulta agradable pasear.

Ya de noche, a la salida el metro me topo con un chaval subido a una moto:

- Where are you from?
- Spain
- Ostras, macho, no jodas, que pasada.

Resulta que ha vivido varios años en Madrid. Me lleva hasta el hotel en moto y estamos charlando un buen rato.

En el hotel conozco a Ismail, un bagdadí con cáncer que esta recibiendo tratamiento en Iran, algo llamativo, ya que Irak estuvo casi una decada en guerra con Iran. “El precio de la democracia” me dice con sorna sobre su enfermedad, pues opina que se debe a los productos utilizados en los bombardeos americanos. Se ve que es un tipo educado, y de hecho tenia un buen trabajo hasta que enfermo. No se le ve fanatico y habla de todo aquello con tranquilidad y bastante retranca.

Me cuenta que en la guerra Iran-Irak se mataba a soldados, pero que en esta no hay distinción, que el objetivo son igualmente los civiles. Y que yo no podría creer lo que han hecho y siguen haciendo los americanos, como decapitar bebes. No es el primer iraqui que me habla de ataques deliberados a la poblacion civil.

Mientras escribo esto leo que la RAI va a emitir un reportaje sobre el supuesto lanzamiento de una bomba atomica en Iraq en 1991, basado en la denuncia de un soldado americano. Aparte de presentar esa hipotesis, y los registros sismograficos que la apoyan, la investigación incluye datos sobre el aumento de los casos de cáncer y tumores en Basora, que han pasado de 32 anuales en 1989 a más de 600 en el 2002. Se cree que la aparición de cánceres muy raros en adultos y sobre todo en niños puede deberse a la utilización masiva de proyectiles con uranio empobrecido.

Repaso mi calendario del viaje: va bien. Tengo el tiempo que necesito para visitar Iran y Afganistan antes de quedar en septiembre con Alex y Pico en algun lugar de Asia Central. Como cantan los Rolling:

Time is on my side... yes it is

Y Afganistan se ha convertido por derecho propio en el meollo y objetivo de mi viaje. Desde el comienzo de este viaje se encontraba en mi ruta original, aunque pendiente de las noticias que fuera teniendo conforme me acercara. Un conocido afgano con quien me puso en contacto un viajero amigo me dice que la situacion es bastante segura en Kabul y el norte del pais, pero que ir por carretera mas alla de Herat –la ciudad afgana a la que quiero cruzar desde Iran- es muy peligroso, que ‘debo’ tomar el avion para llegar a Kabul. Comento el asunto al mafias de recepcion, quien llama a un amigo afgano que le dice que las carreteras que salen de Herat a Kabul y Mazar e Shariff son seguras. Al dia siguiente llamara para rectificar esa informacion.

* * *

Al dia siguiente voy a la embajada afgana y dejo el visado cocinando. Me dicen que la carretera a Kabul es insegura, pero que la carretera del norte, a Mazar e Shariff, es segura. Eso me da esperanzas de poder realizar todo mi viaje por tierra.

Paso por delande de la antigua embajada americana, la de la crisis de los rehenes en los ochenta y los simpaticos murales antiimperialistas en la actualidad. Muchos de los que participaron en el secuestro eran estudiantes iranies formados en EE.UU., lo que les permitio descifrar numerosos documentos comprometedores y demostrar que la embajada americana seguia tramando todo tipo de injerencias y siendo un nido de espias.

En Iran he escuchado ya un par de veces que los EE.UU. van a abrir representacion diplomatica pronto en Teheran, aunque todavia no embajada, y que las relaciones van a mejor. Justo lo contrario de lo que se dice en Occidente. Ojala sea cierto y se equivoquen todos los analistas internacionales que opinan que EE.UU., y sobre todo Israel, solo estan esperando la situacion adecuada para poder atacar Iran.

Simpatico mural en la antigua embajada americana en Teheran.

Fue en esta embajada donde se tramo el primer golpe de la CIA contra un gobierno democraticamente elegido, en 1953. En Iran habia entonces democracia, y no les iba mal.

En 1901, Mr Knox d'Arcy, un subdito britanico, habia obtenido, por la suma de veinte mil libras esterlinas, el derecho a explotar el petroleo de todo el imperio persa. Mas tarde se descubririan los inmensos yacimientos iranies, y naceria la Anglo-Persian Oil Company, futura British Petroleum (BP).

En 1951 el primer ministro Mossadegh nacionalizo el petroleo persa, y Churchill convencio a Eisenhower de que lo tenian que echar, con la complicidad del Sha. Despues del golpe el Sha quedo asegurado en el trono y se desnacionalizo el petroleo, pero el monopolio britanico se rompio, quedandose los USA con el 40% del negocio.

Justo enfrente de la embajada americana esta el museo de los martires, una visita innecesaria en Iran, porque los martires estan hasta en la sopa: en la television, en las vallas propagandisticas, en los nombres de las plazas y las calles... Los martires, al igual que la religion, son utilizados por el gobierno como instrumento de manipulacion y control politico... “de la sangre de nuestros martires brotaron las flores de la revolucion”. Se considera martir a casi cualquiera que muriera luchando contra la tirania (no la que hay ahora, sino la anterior, la del Sha), en la guerra contra Irak, o en la yihad en cualquier parte del mundo, por ejemplo, codo con codo con Hezbollah en Libano. Encuentro una vitrina dedicada a un alto oficial cuyo avion no es que fuera derribado, sino que simplemente se estrello. Tambien se le considera martir.

Martir irani con sus compañeros.

Durante la guerra con Irak se convencio a muchos jovenes, demasiado jovenes para ser soldados, de que aceptaran el papel de martires. Segun el Coran los martires van directamente al paraiso sin hacer cola como los demas. Armados con esa fe y gritando “Martir! martir!” avanzaron sobre campos sembrados de minas que explotaban bajo sus pies, dejando asi el camino expedito al ejercito regular.

Ademas, los ayatolas aprovecharon el rio revuelto de la guerra para eliminar a los enemigos de la revolucion, fueran monarquicos, comunistas, o democratas, mientras que en Irak Sadam hacia lo mismo con los kurdos.

Despues visito la catedral armenia. En los lugares como las iglesias y las mezquitas aprovecho para recapitular sobre lo siguiente que voy a hacer, asi que me siento en el ultimo banco y saco la guia. Inmediatamente una chica joven me llama la atención y me dice que ahi no puedo abrir ahi ningun libro, salvo la Biblia, imagino.

Por la tarde me acerco al Museo nacional de joyas donde se guarda un tesoro casi tan valioso como las joyas de la corona britanica. Por recuperar estas joyas se declaro una guerra que concluyo con el saqueo Delhi. Hay tal cantidad de objetos preciosos y pedruscos expuestos que resulta agobiante. Asi, a cascoporro y sin ninguna explicacion, no impresionan tanto como debieran. Muchos de los objetos representan el simbolo del Iran imperial: el leon armado con espada ante un sol naciente.

Simbolo imperial persa.

Hay una enorme esfera del mundo construida con treinta y cuatro kilos de oro puro, y recubierta con mas de cincuenta mil piedras preciosas: los oceanos son esmeraldas, y los paises son rubies y zafiros. Iran, Francia e Inglaterra, estan recubiertos con diamantes. La ‘joya’ de la coleccion es un gran diamante llamado Darya e Nur -el mar de luz-, que tiene un matiz rosado en su brillo, al igual que el mas famoso diamante del mundo: la pantera rosa. Otro gran diamante que formaba parte del tesoro persa, el Kuh e Nur, fue victima de un saqueo y acabo encerrado en la Torre de Londres y formando parte de las joyas de la corona britanica.

Puede que el diamante llegara a Europa como consecuencia de los viajes de Alejandro Magno. Su nombre proviene del griego adamas o adamantem, que significa "el invencible". Y la palabra quilate tambien viene del griego keration, que significa algarrobo, porque las semillas de este fruto eran utilizadas para pesar joyas y gemas debido a la supuesta uniformidad de su peso. Cuando los árabes adoptaron esta unidad de masa el nombre se deformó a quirat y despues a quilate al saltar al español.

El asunto de los visados me permite pasar en Teheran unos días que me vienen muy bien para organizarme, tengo bastante que hacer.

Se ha jodido el iPod, no reproduce video. Una pena, aunque quiza mejor asi, porque tenia la pelicula Persepolis, censurada en Iran, y lo peor de todo, el episodio de la hora Chanante protagonizado por Mahmud Ahmadineyad, y hubiese sido engorroso si llega a caer en manos de algun Guardian de la Revolucion.

En Iran no hay censura.”

* * *

Me voy para la embajada Kirguiz, donde me piden una carta de invitacion de mi embajada, y 140 $ por tramitacion rapida, casi nada. Paso tambien por la embajada china: vuelva usted mañana. Finalmente recojo el visado afgano.

Esa mañana me paso varias horas subido a un taxi, pero incluso en Teheran es algo increiblemente barato: unos cuatro euros por una carrera de una hora.

El trafico es horrible, se nota que la gasolina cuesta solo unos cinco centimos de euro por litro. Saco unas fotos a un woman taxi, un taxi especial para mujeres, y un policia detiene el mio y me obliga a borrarlas.

Hace bastante calor en Teheran pero aun no aplasta. Paseando tengo una vision unica, una chica con top ceñido y cruzado: cada uno de sus pechos reclamaba ser considerado como un ente individual. Algo se mueve en Iran.

Reflexiono sobre esto fumando una cachimba y leyendo ‘Negro sobre negro’, un muy buen libro sobre Iran escrito por una española, Ana Maria Briongos. Por la tarde consumo mi dosis habitual de internet.

Mullah escaso de efectivo en Teheran.

* * *

Otro dia en Teheran calcado a los anteriores, como si fueran el de la marmota: embajadas y taxis por la mañana, y cachimbas e internet por la tarde como recompensa. Me alimento a base de zumos, excelentes, y comida rapida, pura bazofia. El batido de platano va a ser la base de mi dieta durante toda mi estancia en Iran.

En la embajada española consigo la carta de presentacion que despues presento en la embajada kirguiz, donde solicito el visado y conozco a un tipo que me lleva de vuelta al centro.

La chaijana -casa de te- donde suelo ir es un lugar centrico y muy agradable. Junto con la cachimba sirven te a voluntad, pastel y datiles. He observado que en Iran no parece importarles tanto como a los arabes que se enfrie el te, pero aunque no este caliente siguen bebiendolo a sonoros sorbos. Aqui a la cachimba se la llama galian, algo muy parecido al sonido que hacen en el extranjero cuando intentan pronunciar mi apellido. Supongo que la palabra ‘narguile’ procede de aquella, porque ‘nar’ es fuego en arabe: nar-galian.

El simpatico reponsable de la teteria intenta explicarme lo chungo que es Iran, “como con Franco”. Me cuenta que ha estado seis veces (o seis años, no se) en prision, y que por ello esta tan desmejorado para su edad. Con gestos me explica que le realizaron algun tipo de tortura en la boca, estirandosela o sacandole los dientes. Esa tarde publico el capitulo de Turquia, que ha quedado bastante soso, pero estoy agotado y no me apetece darle mas vueltas... queda.

* * *

Ultima mañana de embajadas. Recojo el visado Kirguiz, y me acerco a la embajada china, donde me llama la atencion ver a la chica de la ventanilla sin el pelo tapado. No me dicen que no, pero me piden demasiadas cosas, y ya he tenido suficiente dosis de embajadas. Prefiero dejar el visado chino para mas adelante, es el unico que me queda para completar mi viaje burocratico de un extremo a otro de Asia.

Me voy un metro a Rey, un barrio historico de Teheran. Se dice que aqui nacio Zoroastro, y era una de las ciudades mas importantes de la ruta de la seda, hasta que fue arrasada por las hordas mongolas en el 1220. Muchos de los que escaparon se establecieron en Teheran, que por aquel entonces era un suburbio de Rey. En 1795 Agha Mohamed Kan declaro a Teheran, un ciudad polvorienta de quince mil habitantes, su capital y centro de la Persia Qajar.

Hoy apenas quedan restos de la grandeza de Rey, y su mas notable monumento es el Mausoleo del Shah-e Abdal-Azim, donde todo el mundo esta encantado de hablar conmigo aunque yo no les entienda un pijo. Me llevan incluso a visitar el observatorio astronomico. El interior del mausoleo en si esta decorado a la delirante manera persa, con paredes y techos recubiertos por entero con pequeños cristales, como si todo fuera un gran mirrorball, y el Mahdi, el Imam oculto al que esperan los chiies, fuera a hacer su entrada triunfal encarnado en John Travolta:

Mausoleo del Shah-e Abdal-Azim, Rey.

I got chills, they're multiplyin', and I'm losin' control
Cause the power you're supplyin', it's electrifyin'

Despues pillo un taxi para recorrer varios lugares de interes, y subiendo a una fortificacion me sorprende una tormenta de arena, como si de repente hubiese vaciado un camion su volquete a la vuelta de la esquina. Me vuelvo en metro, donde, por cierto, tambien hay vagones solo para mujeres.

Echo cuentas del dinero que llevo encima, pues en Iran y Afganistan solo se puede funcionar con dinero en efectivo, aqui no valen cheques de viaje ni tarjetas de credito.

Con mi tarjeta dorada no me puedo comprar nada
(Calamaro)

Considerando el gasto medio diario que me he puesto como limite, llego justo, muy justo, hasta primeros de septiembre, cuando Alex y Pico me podran traer “pasta, pasta, pasta!”. Entretanto, cualquier imprevisto seria un grave inconveniente...

♪ Andar escaso de efectivo es igual
que pretender envidar con un farol al futuro ♪

(Sabina)


HUIDA DE TEHERAN

Mi ultimo dia en Teheran salgo a pasear y visito un bonito edificio cercano al hotel, que resulta ser una enorme madrasa, una escuela coranica, con un amplisimo patio rodeado por cuatro enormes iwanes, portales, dos de ellos flanqueados por hermosos minaretes.

Luego paso junto al vecino Majlis, el parlamento, de futurista forma piramidal, y unos polis me piden dinero sin gran poder de conviccion. Acabo paseando por el bazar, uno de los mayores de Oriente con sus diez kilometros de calles cubiertas, pero carente de exotismo. Lo mas llamativo es una calle repleta de tiendas que venden solo etiquetas de ropa de marca, que hace furor. El dia anterior habia visto a una chica que se cubria el pelo con un velo marca Versace, lastima de foto.

Despues pillo el metro hasta la ultima parada para visitar el Mausoleo de Jomeini, una construccion inacabada y enorme, el proyecto mas faraonico del Iran de la revolucion. El exterior no es muy atractivo, y por dentro es lo mas parecido a un polideportivo. En sus alrededores la gente se reune alrededor de manteles extendidos en el suelo, a los iranies les encanta salir de picnic.

Tumba de Jomeini.

El funeral de Jomeini, que fallecio en 1989, fue el mas multitudinario de la historia, once millones de personas se unieron al paso del cortejo funebre. Los camiones de bomberos tuvieron que rociar con agua a la multitud para hacer soportable el calor, y en una de las muchas detenciones que sufrio el cortejo la gente tomo espontaneamente el cuerpo del ayatollah y empezaron a pasarselo por encima de sus cabezas, arrancando incluso algunos trozos de tela para conservarlos como reliquia. Las autoridades, incredulas en impotentes, una vez que se hicieron de nuevo con el cuerpo, lo introdujeron en un ataud metalico para que pudiese llegar entero a la tumba.

Despues visite el cementerio aledaño, el principal de la capital. Pasee por la gran seccion dedicada a los martires, hileras de calles pavimentadas con lapidas, y sobre cada una de ellas una vitrina mostrando fotos y objetos personales del fallecido, en una exhibicion de duelo patriotico-religioso muy propia de los chiies.

* * *

Realizo mis dos ultimos trayectos de metro en Teheran, y ya con el mochilon a la espalda pillo un safari a Qom, donde llego cuando se esta haciendo de noche. Ahi visito el Mausoleo de Hazrat e Masumeh, la tumba de Fatima, hermana del Imam Reza, quien esta enterrado en su propio mausoleo en Mashad. Tras aquel, este es el segundo lugar mas sagrado del pais. Ademas, la ciudad de Qom el principal centro de enseñanza islamica de Iran.

Solo vine a comprar pan
y me enseñaste el Coran...
Ayatollah no me toques la pirola

(Siniestro Total)

Expertos y estudiantes chiitas acuden de todo el mundo para estudiar en las madrasas de Qom, de donde han salido los clerigos que gobiernan el pais desde la revolucion. Los catorce mil estudiantes visten atuendo de mullah, la mayoria con turbante blanco, pero los que son considerados descendientes de Mahoma lo lucen negro.

El Coran da una importancia fundamental a la instruccion y al saber. Los versiculos dedicados a la educacion, la reflexion, el conocimiento o la observacion son casi setecientos cincuenta, mientras que los que tratan de derecho o de organizacion social son menos de doscientos cincuenta. El Coran y los hadit -los comentarios de Mahoma al Coran- ensalzan la honorabiliad cientifica, la obligacion de aprender y la busqueda del conocimiento desde el nacimiento hasta la tumba, obligacion extensiva a todos los musulmanes, hombres o mujeres. Recomienda difundir el saber y la ciencia, y sobre todo no sacar beneficio material de el. Tambien recomiendan viajar a paises lejanos. En esto coinciden con San Agustín, que decia que el mundo es un libro, y el que no viaja sólo lee una página. El pintor y escritor español Santiago Rusiñol i Prats no suscribia esta corriente de pensamiento ecumenica: ”Si fuera cierto que el viajar enseña, los revisores de billetes serían los hombres más sabios del mundo”.

Mausoleo de Hazrat e Masumeh, Qom.

El lugar es verdaderamente grandioso, y puedo pasear por los patios y sacar fotos, aunque no entrar al mismo mausoleo. En el departamento de relaciones internacionales me piden que escoja algun libro para llevarme. El surtido en español es bastante variado, y escojo “Enseñanza de la doctrina islamica”, algo asi como “Hacerse musulman es facil (sin dietas, sin drogas)”. Lamentablemente ahora no lo llevo encima para poder exponer alguno de sus infalibles argumentos.

Por la calle conozco a un joven iraqui de Basora que quisiera trabajar de traductor con las tropas americanas. Dice que los cristianos con cojonudos y los musulmanes una chusma. El es musulman chii, asi que tiene un verdadero problema de autoaceptacion. Me acompaña hasta la austera casa de Jomeini, conservada sin pompa ninguna.

Despues salgo en taxi compartido a Kashan, donde un universitario muy majo de los que venia en el taxi me acompaña al hotel. Es un estudiante de arquitectura, y opina que lo de Jomeini, la Revolucion Islamica, fue algo estupendo para el pais. Yo ya me voy haciendo mi idea sobre el ‘sentir general’. Pese a que mucha gente habla mal abiertamente del gobierno, muchos reconocen los meritos de la Revolucion, aunque solo sea que consiguio acabar con el regimen del Sha, y no quisieran cambiar el sistema actual, bastaria con que suavizara sus posturas. De hecho, el parlamento de Iran toma infinidad de medidas reformistas que son posteriormente vetadas por el Consejo de Guardianes, quienes a su vez vetan las candidaturas reformistas al parlamento.

Sobre el presidente alguien me comentara mas adelante que fue una estupidez lo que dijo sobre la destruccion del estado de Israel el primer dia de su mandato, y que “Ahmadineyah estaria bien como alcalde de pueblo”. Vamos, que es algo gañán.

Que viva el municipe por antonomasia!”

En el hotel puedo saborear el pequeño exito de haber superado un dia complicado con la mochila a cuestas. Ademas, he rebasado las fronteras de mi anterior viaje, que me habia llevado hasta Teheran.

* * *

A la mañana siguiente visito el bazar de Kashan, traquilo y con encanto, y en un hamam tradicional reconvertido a teteria fumo una cachimba que resulta algo cara porque aqui estan prohibidas. Esta importante ciudad oasis guarda parte de la mejor arquitectura tradicional irani, bellas mansiones de los ricos y poderosos de la era Qajar, embellecidas por frescos y decoraciones de cristales coloreados, y ventiladas por torres de viento. Sin embargo no son tan bellas como para borrar completamente mi indiferencia. Ando bastante pasota con Iran, y el motivo de mi desmotivacion es su falta de exotismo y posibilidades de aventura, mas aun si lo comparo con esa gran promesa en mi horizonte que es Afganistan.

Casa tradicional Tabatabaei, Kashan.

Entretanto conozco a un tipo de Barcelona que lleva dos años viajando en autocaravana con su pareja. Como en dias anteriores, a principio de la tarde vuelve a producirse una tormenta de polvo.

Despues voy a visitar los Bagh e Fin, los jardines del Sha Abbas, regados por manantiales cuya agua va saltando entre sucesivas piscinas escalonadas. A ojos occidentales los jardines persas no son nada del otro jueves: no tienen cesped, y estaria mejor calificarlos como huertos bien cuidados, pero en un entorno desertico se convierten el la escenificacion del paraiso. De hecho, la palabra ‘paraiso’ procede del persa paradaeza, que significa jardin.

Se dice que Kashan fue fundada por la sultana Obeida, esposa de Harum ar Rashid, el califa de Las mil y una noches, a quien Sherezade entretenia cada noche con sus historias: He llegado a saber, oh rey afortunado, que...

Seguramente la ciudad sea mucho mas antigua que el afortunado Harum, y otra tradicion local cuenta que los tres magos que adoraron a Cristo eran de aqui, lo que tiene un pase, pues a los sacerdotes zoroastricos se les llama magi.

Iran esta resultando una bendicion para mi economia. Ya no echo cuentas de vez en cuando para tener controlado el gasto, sino que cada mañana guardo en mis bolsillos el ‘gasto promedio diario’ que me he marcado para este viaje, y por las noches los vacio para comprobar con avaricia lo que he conseguido ahorrar. Solo me falta aspirar el perfume de los billetes y arrojarlos al aire con jubilo.


ISFAHAN

Bus matutino a Isfahan. De camino pasamos junto a una zona protegida por baterias antiaereas: son las instalaciones nucleares iranies.

Un lugar con muchos boletos para recibir un ataque aereo israeli. Al llegar no les paso ni una a los taxistas, y eso que los de Isfahan son los mas temibles del pais, pero me pillan rebotado. Los locales van a todas partes en taxi compartido, pero a los extranjeros solo aceptan llevarlos ‘dar baste’, puerta cerrada, lo que supondria pagar unas cuatro veces mas, que se convierten en ocho veces mas en virtud de la aplicacion del factor de correccion ‘turista’. La unica manera de que no te toreen es dar el alto a aquellos taxis donde ya vaya sentado algun local.

Tomo hotel y me encuentro con Misaki, una japonesa que conoci en Georgia. Nos pasamos el dia entero buscando un sitio donde fumar cachimba, mision imposible pues aqui tambien esta prohibido. Al atardecer nos acercamos a la Plaza del Iman, donde si se puede en un par de teterias turisticas que abren solo de tarde. Pasamos la velada de charla con tres holandeses, y al ir a acostarme conozco al tipo de la habitacion de al lado, un joven irani que no puede conciliar el sueño por los nervios: mañana tiene combate de boxeo.

Necesitaba rascarme la barriga, algo de pausa mental para coger de nuevo motivacion. Por suerte, al dia siguiente tendre una excusa perfecta para seguir con la descompresion: la extension de mi visado, que caduca en unos dias.

Si pudiera recordar que estoy buscando
pararia a descansar...
Si mirara mas hacia el espejo
y menos a la ciudad...

(Los Secretos)

* * *

Madrugo y echo la mañana tranquilamente en las oficinas de inmigracion. Ahi coincido con Jan y Alexandra, los de la autocaravana, y con otra pareja española. Como con los primeros en el barrio armenio de Jolfa y visito la catedral de Vank. En Jolfa hay trece iglesias, y muchas de ellas tienen apariencia externa de mezquita gracias a su cupula cebolliforme. En Isfahan conviven aun musulmanes, judíos y armenios.

Al atardecer acudo a mi cita con Jan y Alexandra en la Plaza del Iman. Nos fumamos una cachi y luego bajamos a tumbarnos al cesped junto con la gente local que llena la plaza para practicar entre manteles el pasatiempo nacional, el picnic. Jan comenzo solo su periplo con la autocaravana, y al pasar por Rumania conocio a Alexandra, que desde entonces lo ha acompañado. Esta es la pagina web que dedican a su viaje.

Isfahan, plaza del Imam.

* * *

Otro dia mas. Hoy ya me toca visitar monumentos. Me acerco de nuevo a la plaza del Imam, una de las mas hermosas del mundo, y la que contiene la mas esplendida coleccion de edificios islamicos. Ha cambiado poco desde que fue mandada construir por el Sha Abbas, de la dinastia savafida, quien ascendio al trono persa despues de que sus antecesores hubieran expulsado a los mongoles. Extendio su influencia por el pais, echo a los otomanos del oeste, y decidio hacer de Isfahan una gran ciudad. Comenzo por la plaza, que quedo adornada por las siguientes joyas:

La mezquita del Imam, en el extremo sur. El portal mira a la plaza, pero la mezquita mira a la Meca, y esta asimetria se resuelve con un quiebro que, sin restarle belleza, le proporcionaria al edificio una personalidad unica en el caso de que los edificios tuvieran personalidad.

La mezquita del Sheikh Luftollah, en un lateral, dedicada por el Sha Abbas a su cuñado, es quiza, pese a su sencillez constructiva y sus modestas dimensiones, la mas esplendida de Iran. Los magnificos mosaicos de azulejo que la recubren por dentro y por fuera, y que en construcciones como esta tenian que ser previamente comprobados sobre un modelo exacto de la cupula construido a nivel del suelo, son de lo mejorcito de la epoca savafida.

Volvere a disfrutar de este edificio en Afganistan, cuando lea el Camino a Oxiana de Robert Byron. Despues de leer sus magnificas descripciones, no se me ocurriria intentar emularle. Resulta mas comodo y menos arriesgado citar a Oscar Wilde: “La belleza no necesita demostrarse“.

Chavales jugando al futbol en la plaza del Imam. Al fondo la mezquita Luft Allah. Isfahan.

Y enfrente de la mezquita Sheikh Luftollah se encuentra el palacio Ali Qapu, cuya terraza adornada con dieciocho esbeltas columnas preside la plaza. En esta plaza se practico el polo durante cuatrocientos años, pero eso se acabo cuando los pahlevis, los ultimos shahs, tan preocupados por las apariencias occidentales, decidieron construir fuentes en medio para evitar una practica tan poco decorosa.

Caminando alrededor de la plaza doy con una tienda de alfombras a la que, segun me cuentan, dedica Ana M. Briongos un segundo libro sobre Iran: “La cueva de Ali Baba”. Converso con el propietario, que posee en Vigo un comercio de importacion. Tiene conocidos en Afganistan, y viaja cada tanto a Herat a comprar alfombras, asi que me da su numero telefono para que lo llame si tengo algun problema.

Por la tarde visito el Palacio Chehel Sotun, un pabellon de recreo rodeado de jardines, con unos enormes frescos excelentemente conservados que representan escenas cortesanas, belicas, e incluso algunas con mujeres muy ligeras de ropa. Por suerte no se les ha ocurrido como al gobierno italiano cubrir esas impudicas imagenes.

Persia estuvo siempre en contacto simultaneo con la tradicion cultural greco-romana y con la oriental, y en las miniaturas y frescos, especialmente en las representaciones humanas, resulta evidente -incluso para alguien que no tiene ni puta idea de arte como yo- que el arte persa debe mucho a China y a la India.

Paseando por la calle principal paso frente a la Madrasa Chahar Bagh, cuya atractiva cupula me llama cada dia la atencion. Hoy por fin consigo que me hagan precio de estudiante, para lo que tengo que emplear todo mi encanto personal, y visito su inmenso patio enmarcado por cuatro iwanes y porches de dos plantas donde se encuentran las habitaciones de mis colegas estudiantes, todo ello recubierto de azulejos.

Al caer la noche vuelvo a disfrutar con Jan y Alexandra de la animacion local en la plaza del Imam.

Isfahan la nuit.

* * *

Al siguiente dia tampoco sigo el mas importante de los consejos de Jules Renard : “Comer bien, dormir bien, ir donde se desea, permanecer donde interese, no quejarse nunca y, sobre todo, huir como de la peste de los principales monumentos de la ciudad“.

Me quedaban aun bastantes monumentos que ver, no en vano "Esfahan nesf e jahan": Isfahan es la mitad del mundo. Paseo primero por los puentes sobre el rio Zayandeh, algunos de los cuales sirven a la vez de presa, y me dirijo de nuevo a la plaza el Imam para recorrer el bazar imperial y llegar a la mezquita de los viernes, un compendio de los distintos periodos de arquitectura persa. No tiene la belleza de postal de las mezquitas de la Plaza del Imam, pero sigue siendo un lugar de culto, un encanto que se les ha hurtado a las anteriores conviertiendolas en museos. Y es que recorrer una mezquita sin descalzarse es como hacerlo con condon.

Clerigo en la mezquita de los viernes de Isfahan.

Una de sus cupulas esta considerada un modelo de perfeccion constructiva, y para Robert Byron es uno de los cuatro monumentos mas hermosos de Persia, junto con mezquita de Luft Allah, la torre de Gandad i Qabus (el unico de los cuatro que no visitare), y la mezquita de Gohar Shad, en Mashad, la mas sobresaliente de ellas.

No quedan plazas en el tren de la tarde –ya sabia que convenia comprar los billetes con algun dia de antelacion, pero prefieri renunciar al tren antes que perder grados de libertad- asi que me da tiempo de visitar los ‘Manar Jomban’, los minaretes vibrantes. Cuando uno es meneado comienza a cimbrearse, entrando el otro en resonancia. Desgraciadamente, el meneo de los minaretes solo se produce cada hora, y me quedo sin poder contemplar semejante espectaculo. No me cuesta recuperarme de la decepcion, y poco despues estoy montado en un bus camino de Bandar e Abbas pensando, sin animo de ofender, que si Isfahan es la mitad del mundo, yo me quedo con la otra.


EL GOLFO PERSICO

Tras dieciocho horitas de bus llego a las nueve de la mañana a Bandar, en la costa del Golfo Persico. El calor es la hostia pero era de esperar, y el estoicismo con el que me habia armado me ayuda a soportarlo dignamente durante unas horas.

Despues de tomar hotel me voy a la Isla de Hormuz, y coincido en la barca con un aleman que esta estudiando arabe en Damasco. Visitamos juntos el Castillo Portugues, cuya construccion inicio Alfonso de Albuquerque en 1507 tras conquistar la isla. La administracion portuguesa fue justa y tolerante, y trajo gran prosperidad a la zona durante un siglo, hasta que el Sha Abbas recurrio a los ingleses para echarlos. Visitamos la obra de aquellos intrepidos portugueses en la peor hora del dia de la peor epoca del año. El desierto etiope y la costa del Mar Rojo, donde llegue a pasar mas calor, fueron buenas escuelas, pero estamos continuamente empapados en sudor y el estoicismo ya casi no me alcanza.

Hace falta valor, hace falta valor
ven a la escuela de calor

Embarcadero para la isla de Ormuz.

Al regresar se me termina de despegar la suela de la sandalia. Por suerte las aceras de Bandar estan llenas de remendones sentados sobre sus alfombras, y un baluchi deja mi chola operativa en cuestion de minutos.

Voy al mercado del pescado, que no es gran cosa, y por la noche me fumo una cachimba en un puesto improvisado en un parque junto al mar. Aqui no estan prohibidas, pero a nadie se le ocurriria fumar con el calor del dia. No he comido, y al volver al hotel ceno por disciplina mas que por hambre.

Hace un calor de la hostia en todo momento y lugar, y sin embargo llevo encima un absurdo resfriado moqueante por culpa del aire acondicionado. Al aparato de mi habitacion le han escamoteado las ruletas, pero emulando a MacGyver consigo desactivarlo.

* * *

Noche torrida. Es cierto eso que se dice de que el calor acobarda, y que ♪hace falta valor♪: he pasado de estoicismo y me he quedado en la cama en vez de ir a visitar la isla de Qeshm y la aldea de Laft. Hubiese sido una autentica ordalia. Me consuelo pensando en Shiraz, mi proxima etapa, y sus refrescantes mil quinientos metros de elevacion.

Siesta, lectura, cena, y cachimba y cocacola junto al mar. En teoria no se deberia poder encontrar cocacola en Iran, por lo del bloqueo americano, pero no hay nada mas facil. Y el lugar por donde entra al pais, de contrabando, es precisamente esta ciudad, procedente de los paises arabes del Golfo Persico.

Bandar e Abbas -el puerto de Abbas- fue elegido como puerto principal del pais por el Sha Abbas tras la expulsion de los portugueses de la isla de Hormuz. Siglos antes habia existido una importante ciudad costera llamada Hormuz, por la que paso Marco Polo, pero se desconoce su ubicacion exacta. Tras la guerra con Irak se convirtio de nuevo en el puerto mas activo del pais, por su alejamiento del frente. Goza de una posicion estrategica dominando el Estrecho de Ormuz, la entrada al Golfo Persico, en el que Iran ejerce de potencia a despecho de los saudies. Ante cualquier ataque que sufriera el pais, los iranies podrian responder minando el estrecho en unas horas, bloqueando asi la salida del petroleo del Golfo. Una accion muy sencilla que los americanos no podrian impedir. Minutos despues el precio del petroleo subiria a los 200$ por barril, y no se sabe muy bien que precio podria llegar a alcanzar al cabo de unas horas.

* * *

El dia siguiente me voy a Minab, motivo de mi extraño desvio al golfo Persico –un desvio que me obligara a volver sobre mis pasos- para visitar el mercado de los jueves, al que acuden gentes de muy diversas procedencias.

Muchas mujeres llevan shamat, coloridas prendas con las que se envuelven al estilo indio, contrastando con la uniformidad de los chadores negros que se ven en la mayoria del pais. Pakistan e India ya se empiezan a adivinar en el horizonte, y hay quien me pregunta si hablo baluchi, urdu o indi. Tambien conozco a algun afgano, y muchos hombres llevan kufiya, el pañuelo arabe.

Otras mujeres llevan un vestido de colores mas discretos que las cubre de la cabeza a los pies, y ocultan su cara tras las mascaras tradicionales bandaries, una especie de antifaz rectangular. Algunas llevan unas mascaras picudas de color negro que recuerdan a las venecianas.

Algunas de las mujeres enmascaradas pasan el rato fumando cachimba pese al calor. Me imagino que su indumentaria les confiere algun tipo de superpoder que les permite soportarlo. Son cachimbas de tubo rigido, una modalidad que tendre ocasion de probar en Shiraz, y de la que me he convertido en firme detractor.

Club de fans de Batman, en Minab.

Hace ya tiempo que me di cuenta de que estoy sacando pocas fotos de personas en este viaje, un poco por la falta de pintoresquimo de los paises que visito, y otro poco porque me da pereza importunar a la gente. En Iran estoy intentando corregir esta carencia, y el mercado de Minab es un lugar ideal para ello. Primero paseo alrededor de los puestos y tomo el pulso a la gente: es indiferente pero nada hostil. Casi nadie me saluda o presta atencion, algo que sucede en los mercados en todas las partes del mundo: cada uno va a lo suyo. Mas tarde comienzo a sacar fotos abiertamente a los hombres, pidiendoles permiso, y furtivamente a las mujeres. Le compro un par de mascaras bandaries a una enmascarada que me da permiso para sacarle unas fotos mientras les cose los cordones.

Por la mañana estaba nublado y hacia menos calor que otros dias, pero al subir al safari de vuelta estoy envuelto en sudor. Aqui nadie habla ingles, y en los taxis me toca sufrir la maldicion que conlleva aprender algunas palabras de farsi: responder a un interrogatorio, cuyas primeras preguntas son obvias y faciles de adivinar, pero que en seguida va ganando en complejidad y no tiene limite, pues los persas no conocen la palabra indiscrecion.

Llego a la estacion de autobus a las tres de la tarde, pero hasta las siete no hay autobus a Shiraz, asi que tengo tiempo de volver a la ciudad y discutir por dinero con el tipo del hotel y con varios taxistas. Me lo tomo como una mezcla de deporte y teatro, sin hacerme mala sangre.


PERSEPOLIS Y SHIRAZ

El bus nocturno me deja antes del amanecer en Shiraz. Mucha gente esta durmiendo sobre el cesped de la estacion y cometo el error de no imitarles, asi que me despues me toca echar una cabezada en un banco del centro hasta que abren los hoteles, solo para comprobar entonces que estan todos llenos o son una mierda. Gracias a que leo el suficiente persa como para reconocer la palabra hotel, encuentro uno escondido que no esta mal y donde solo hay gente local.

En la escritura persa, como en la arabe -cuyo alfabeto consonantico ha adaptado- las vocales no suelen aparecer, asi que uno se las tiene que inventar y probar distintas opciones entre consonante y consonante. Es como los mensajes SMS, por ejemplo: MHMD es Mohamed, y HTL es hotel. Los numeros tampoco son exactamente como los arabes, y yo escogeria la cifra cinco como simbolo de identidad de la escritura persa -como la eñe para el español- con su encantadora forma de corazon invertido, o de culo, segun se mire. En ella se inspiro sin duda el inventor del ‘cinco... por el culo te la hinco’.

En cuanto al vocabulario, tienen muchisimo lexico arabe, lo que me viene muy bien, y bastantes similitudes con el ingles, que ilustran perfectamente su parentesco indoeuropeo: garm-caliente, bad-malo, now-nuevo, baradar-hermano, madar-madre, doktar-hija...

Tras dormir unas horas me ducho y salgo a la calle para darme cuenta de que me ha vuelto a sorprender el viernes, dia quen que casi todo cierra en Iran. Un chaval que se pone a hablar conmigo por la calle me lleva a fumar qalian a una teteria y no me permite pagar. Junto a un poster gigante del Imam Hussein fumo en cachimba de tubo rigido de madera y charlo con un judio irani que se llama Ben Hur. Me cuenta que hay dos millones de judios en Iran –a todas las minorias les gusta inflar las cifras-, y que para ir a Israel tienen que hacer escala en Turquia debido a la paranoia antisionista de Iran.

Luego visito la ciudadela y un museo cercano, donde veo en un simpatico cuadro a Jesucristo bailando alborozado al son de una poesia de Hafez, el poeta mas querido en Shiraz. En otro cuadro aparece un jeque besando las manos de una cristiana con los pezones fuera del vestido.

Jesucristo bailando al ritmo de las poesias de Hafez.

Leo, cambio dolares, y fumo cachimba en otra teteria de la que tengo que huir por el acoso de la muchachada: no paran de hacerme preguntas, y se acaba formando un corro alrededor, como si yo fuera un espectaculo de circo.

Despues contemplo a un joven suizo cantando versiculos del coran en el vestibulo de un hotel. La charla posterior acabo con una divertida discusion entre el, converso musulman sunni, y el recepcionista, chii irani, acerca de los martires. Yo tome partido por el suizo, que se burlaba de que para los chiies resultara tan facil ser martir.

La principal diferencia dogmatica entre chiitas y sunnitas es que los primeros aceptan la teoria evolutiva de Darwin. Opinan que el hombre procede del mono, concretamente de la mona Chiita.

* * *

Al dia siguiente me toca uno de los platos fuertes del pais, sobre todo si uno va tras las huellas de Alejandro Magno: las ruinas de Persepolis, maximo exponente del poderio aquemenida. No se sabe muy bien quien ordeno su construccion, unos opinan que fue Ciro el Grande, y otros que Dario el Grande. Lo unico que esta claro es que fue alguien grande.

Aqui se reunian representantes de todos los pueblos subditos del imperio a rendir homenaje a los reyes durante las celebraciones del now ruz, el dia nuevo con el que comenzaba el año zoroastrico, con el equinoccio de primavera. Pese a su origen pagano, esta celebracion de la fertilidad sigue siendo la mas importante del año en Iran y Afganistan, y tambien se celebra en todas las republicas de Asia Central. Asi pues, la ciudad tenia un cometido ceremonial, y seguramente el resto del año permanecia desierta. Puede que su existencia fuera secreta, pues apenas es mencionada en documentos extranjeros. Su nombre era Parsa, y fueron los griegos los que la renombraron como Persepolis, la ciudad de los persas.

Un incendio la destruyo por completo durante la visita de Alejandro Magno, quien se alojo en ella con sus tropas durante varios meses. No se sabe si el incendio fue accidental, provocado durante los excesos de las celebraciones, o bien premeditado, como venganza por el incendio de Atenas por parte de los persas de Jerjes. Fuera o no venganza, hubo justicia poetica: alguien grande la construyo, y alguien grande la destruyo. Gracias a su completa destruccion cayo en un olvido de siglos que, junto con la arena, preservo su esplendor oculto hasta que las excavaciones de 1930 la volvieron a sacar a la luz.

El yacimiento no yace, sino que se eleva dieciocho metros sobre el terreno gracias a una colosal plataforma artificial. Sobre ella se pueden visitar hoy en dia los restos de puertas monumentales, estilizadas columnas, palacios reales, inmensos salones de recepcion, y refinadas escalinatas, todo ello decorado con hermosos relieves. Un conjunto, segun Arthur Upham Pope:

“…mas racional que el trabajo de asirios o hititas, mas lucido y humano que el de los egipcios. La belleza de Persepolis no un accidental atributo del gran tamaño y dispendio; es el resultado de la belleza reconocida como el valor soberano”.

Robert Byron no era tan entusiasta, y es un gusto leer sus siempre divertidas y lucidas opiniones denostando la estetica de esta maravilla que muy pocos se atreverian a criticar.

A mi me llamo la atencion que en muchos de estos magnificos relieves ocupara la posicion central un simple texto escrito; pero asi era la escritura en el albor de las civilizaciones: algo magico y sagrado. De todas maneras, me quedo, a mi nivel, con el infantil detalle de las cenefas de flores que bordean muchos de los relieves. Resulta curioso ver a los guerreros de la guardia imperial, conocidos como los diez mil Inmortales, adornados con florecitas naif. Los capiteles de las columnas tambien tienen forma de flor: la mejor manera de honrar a la primavera y la fertilidad de la tierra en el nuevo dia persa, del mismo modo que los cristianos acuden en mayo a honrar con flores a Maria.

Guerrero persa. Persepolis.

En el palacio de Jerjes -el que incendio Atenas- creo reconocer las marcas del fuego de Alejandro, mientras que en el museo del yacimiento contemplo los restos desenterrados de tejidos quemados.

En unos jardines a los pies de Persepolis se encuentran aun los restos de una ciudad de tiendas que construyo el Sha Mohammed Reza Pahlevi en 1971 para conmemorar los dos mil quinientos años del imperio persa, en la que fue quiza la celebracion mas sonada del siglo XX.

Asistieron dignatarios de todo el mundo, incluidos sesenta monarcas, y no se reparo en gastos -las comidas se trajeron en avion directamente de Maxims, en Paris-. Como operacion de marketing fue lamentable, y se dio una imagen, fidedigna, de extravagancia y gasto innecesario, ante la comunidad internacional, y sobre todo ante las narices del empobrecido pueblo persa. Un par de años despues el Sha haria cambiar el calendario oficial persa para pasar a vivir en el año 2503.

El maestro de periodistas Ryszard Kapuscinsky escribio El Sha, o la desmesura del poder, un libro excelente sobre este monarca y el advenimiento de la Revolucion Islamica a Iran.

Despues camino unos kilometros hasta Naqsh-e Rajab, un conjunto de bajorelieves sasanidas, uno de los cuales representa un desfile en el que el emperador sasanida Shapur conmemora su victoria en Edesa sobre Valeriano, la mas dolorosa derrota que jamas sufrieron los romanos. El propio emperador Valeriano fue echo prisionero, y paso el resto de sus dias en cautiverio.

Continuo a pie hacia las tumbas aquemenidas de Nasq-e Rostam, varios kilometros mas alla, y a mitad de camino pasa un tipo en moto y me lleva hasta ellas. Las tumbas tienen forma de grandes cruces talladas en la pared rocosa, y en el centro de cada cruz una apertura da entrada a las camaras funerarias, donde se depositaban los huesos reales despues de haber sido convenientemente limpiados por los buitres, segun el ritual zoroastrico. Una de ellas esta identificada como la tumba de Dario I, mientras que las otras corresponden probablemente a Artajerjes I, Jerjes I, y Dario II. Bajo las tumbas hay ocho bajo relieves sasanidas. Robert Byron describe genialmente uno de ellos:

Un rey sasanida lucha contra un enemigo, que esta perdiendo.”

Una de las tumbas aquemenidas de Nasq e Rostam.

Junto a las tumbas se encuentra el Sepulcro Aquemenida, una curiosa construccion de proposito desconocido, conocida tambien como Tumba de Zoroastro. Es un edificio de planta cuadrada construido dentro de un agujero excavado varios metros en el terreno, pero que sobresale igualmente varios metros sobre el nivel del suelo.

Si mi sentido de la orientacion no me engaño, las tumbas reales de Nasq e Rostam estan en una sierra al oeste de Persepolis, del mismo modo que las tumbas de los faraones del Valle de los Muertos estan ubicadas en la Guardiana de Occidente, la sierra al oeste de Luxor.

* * *

De vuelta a Shiraz, otra cachimba, y otra vez chavales dandome la coña, y esta vez maleducadamente, asi que acabo insultandolos en español, lo que no me sirvio de mucho consuelo, y me pire para la teteria del primer dia, donde estuve charlando un buen rato con unos afganos muy majetes. No quieren saber nada de volver algun dia a su pais, para ellos ahi ya no hay ninguna esperanza de futuro. Tampoco se quieren quedar en Iran, sino emigrar a otro pais, a Europa o America. Me cuentan como ahi son rechazados por la gente y discriminados el gobierno por, segun ellos, ser sunnies en lugar de chiies.

Muchachada afgana.

Hay nada menos que tres millones de refugiados afganos en Iran, ademas de medio millon de iraquies, que hacen de Iran el pais del mundo que mas refugiados acoge, algo para lo que apenas recibe ayuda internacional. Durante los años del terror de Sadam millon y medio de kurdos iraquies tambien se refugiaron en Iran, aunque luego casi todos fueron repatriados. Pero no es solo un pais de inmigrantes: cuatro millones de iranies viven en el extranjero, y cada año ciento cincuenta mil jovenes educados emigran, a EEUU y Canada principalmente, donde son considerados el grupo de emigrantes mas educado.

Estar dirigiendome a Afganistan me provoca sentimientos encontrados. Me ha seducido lentamente, y me pone mas que cualquier otro lugar de los que quiero visitar en este viaje. Como estoy siguiendo de algun modo las huellas de Alejandro Magno, las palabras que este inspiro a Virgilio me sirven como talisman: fortuna audaces iuvat… la fortuna favorece a los audaces. Sin embargo, con frecuencia me pregunto si no sera una temeridad, y pienso seriamente en cambiar mis planes y desdibujar el camino que me he marcado.

Cada mañana salto de la cama pisando arenas movedizas... ♪
(Sabina)

* * *

Quiza fue por eso que mi ultimo dia en Shiraz me hice el perezoso por la mañana. Pero aun me dio tiempo de sacarle provecho. La ciudad de Shiraz, fue de las pocas de Oriente que -ofreciendo tributo- supo escapar a las destrucciones de los mongoles y de Tamerlan. Alberga el alma de la cultura persa, y no solo por ser capital de la provincia de Fars, origen del pueblo persa, y por la proximidad de Persepolis.

En ella se encuentran las tumbas de los poetas Hafez y Sa’di, algo con gran significado en un pais donde la poesia es parte de la identidad nacional: segun un dicho popular, en casa de todo irani debe haber dos libros: un Coran, y las poesias de Hafez. Los albañiles iranies no cantan cuando trabajan, sino que recitan poemas de Omar Jayyam.

♪… those were different times.
All the poets, they studied rules of verse,
and ladies rolled their eyes ♪

(The Velvet Underground)

A Rafael Azcona, que fallecio hace poco, alguien le preguntó una vez por qué no creia en la poesía... “Porque nunca escuché cantar a un ruiseñor".

Omar Jayyam dedico al vino muchas de sus famosas Rubaiyyat, coleccion de poemas cuyo tardio descubrimiento fue todo un acontecimiento en el mundo literario occidental. Y el vino es, o era, una de las bendiciones del sur de Persia. La fama del vino de Shiraz se extendio por todo el mundo, y la ciudad atrajo a muchos comerciantes europeos que se dedicaron a su exportacion. Los linguistas disputan acerca del origen del termino ‘cherry’: no se sabe si procede de la ciudad española de Jerez, o bien de Shiraz.

El tema de la prohibicion del consumo de alcohol para los musulmanes es cuando menos curioso ya que, segun el Coran, el vino no es que sea malo, al contrario, es la bebida del paraiso. Pese a las estrictas normas del regimen irani, o quiza precisamente por ellas, hay gran aficion al alcohol en Iran. Los armenios son los proveedores clandestinos habituales, ya que les esta permitida su fabricación y consumo. En algun lugar lei que “la diferencia entre el Iran del Shah y el de Jomeini es que antes se salia de casa para beber y se entraba para rezar, mientras que ahora es al contrario”.

Visito el palacio del Naranjestan -‘naranja’ es una palabra que el arabe ayudo a viajar del persa al español, y fueron arabes los que introdujeron su cultivo en España-, donde hay un relieve de un fusilero bigotudo imitando, comicamente, los relieves de los Inmortales representados en Persepolis.

Despues paso por el Mausoleo de Shah e Cheragh, hermano del Imam Reza, medalla de bronce en el ranking de lugares sagrados de Iran. Doy inesperadamente al patio central a traves de una calleja de bazar. Un tipo me advierte que desde hace un tiempo no se permite la entrada a los infieles -aunque el no esta de acuerdo con esa medida-, pero bueno, yo ya estoy ahi, si quieren que me echen... lo visito todo sin problemas, incluyendo el propio mausoleo.

Como mis pintas no son muy musulmanas, para disimular un poco levanto las palmas de las manos al entrar y digo ‘bismillah’ (en el nombre de dios) con toda la devocion de la que soy capaz. Al salir del mausoleo camino de espaldas, como hacen algunos de ellos, me parece divertido, y ademas asi voy ensayando la pantomima para cuando vaya a Mashad a visitar el mausoleo del Imam Reza, el lugar mas sagrado de Iran.

"El grrrrande de los grandes!"

Callejeando y porfiando consigo encontrar la iglesia armenia de Shiraz, irreconocible por fuera, oculta por un muro y una puerta metalica como cualquier casa del vecindario. Me abre el bedel, que vive ahi, y me cuenta que ya solo quedan treinta familias armenias en la ciudad, y que unicamente se celebra servicio los domingos. Entretanto me sirve varios vasos de agua bien fresquita, que el calor me hace agradecer de corazon.

♪... y no conocen la prisa ni aun en los días de fiesta.
Donde hay vino, beben vino, donde no hay vino, agua fresca ♪
(Machado & Serrat)

Despues paseo por el Bazaar e Vakil, y entro a la Mezquita Vakil, la mezquita del regente: los dos iwanes enfrentados de su amplio patio enmarcan un estanque central, y su esplendida sala de rezos es sostenida por un bosque de columnas salomonicas. Despues entro a un tipico mausoleo irani que se cruza en mi camino, atrayendome con el faro de su estilizada cupula cebollinea. Esta todo engalanado como una carroza de carnalval, y rebosa de ambiente festivo, estan de merendola.

Puesto de especias en el bazar de Shiraz.

Finalmente llego a la tumba de Hafez, considerado el mayor de los poetas persas. Esta situada en unos bellos y cuidados jardines, y muchisima gente se acerca a rendirle homenaje y hacerle compañia. Existe un ritual tradicional llamado faal-e Hafez que consiste en indagar tu futuro abriendo un libro de poemas de Hafez al azar. Vamos, que le tienen autentica devocion, casi tanta como a Faulkner en Amanece que no es poco.

Me da tiempo de ir a internet antes de pillar el bus, y el tipo del ciber me confiesa por propia iniciativa que los musulmanes son unos terroristas, y me informa de que los persas ya estaban aqui antes de que llegaran los arabes con su religion fanatica. Me imagino que sera zoroastrico, o quiza armenio o judio.

Me voy a la estacion y subo al autobus a Yazd. Me despido de Shiraz y de los persas, pues no visitare las ruinas de Pasagarda, una de las antiguas capitales persas, que se encuentra en un desvio de la carretera a Yazd, y conlleva demasiadas molestias como para compensar el relativo interes que me suscita.

En las peliculas iranies que ponen en los autobuses, siempre comedias romanticas, suelen salir los mismos actores, y, cosas de la censura, las mujeres llevan siempre el pelo cubierto aunque esten en la intimidad de su casa o cayendo al suelo desde la azotea de un rascacielos. La de hoy comienza con una curiosa version iranio-española de la cancion de Desperado, esa que canta Banderas con la guitarra. Echo de menos la costumbre que tenian en Turquia de ofrecer colonia en los autobuses para que te perfumaras las manos. Yo siempre decia que no, pero me hacia gracia.


YAZD

En fin, que llego a Yazd a las tres de la mañana y sin perfumar, y me quedo unas horas durmiendo en la estacion hasta pasado el amanecer. Hay habitacion en el hotel que he elegido, pero tengo que esperar a que la abandonen, asi que me doy un paseo, me fumo una cachimba, hago planes, discuto por el precio de la cachimba, y vuelvo muerto de cansancio a dormir unas horitas al hotel.

La casco antiguo de Yazd, una de las ciudades habitadas mas antiguas del mundo, esta todo construido con ladrillos de barro secados al sol. Es una ciudad nacida del desierto, y algunos atribuyen su construccion a Alejandro Magno, quien mandaria edificar una prision donde encarcelar a los persas rebeldes. Posteriormente prisioneros y carceleros desarrollaron la ciudad como buenos amigos, en un ejemplo precoz de sindrome de Estocolmo. Se salvo de las hordas mongolas, gracias a lo que Marco Polo la pudo citar a su paso como una “esplendida ciudad y centro de comercio”, y despues de librarse tambien de las destrucciones de Tamerlan, es hoy en dia la ciudad antigua mejor conservada del pais.

Plaza del Amir Chakhmaq, Yazd.

Tras la siesta matutina visito la plaza del Amir Chakhmaq, una de las postales tipicas de Iran, con su particular fachada de tres plantas. Tambien es llamaso Hosseinieh, o lugar donde se celebra el martirio de Hussein. Desde lo alto del edificio se pueden observar las caracteristicas badgirs o torres de ventilacion que adornan el perfil de la ciudad. Son un medio de acondicionamiento natural, usado tambien en la zona del Golfo Persico. Aunque hay sistemas de seis torres, el modelo mas sencillo consta de dos: por una penetra la corriente de aire, que se enfria al pasar sobre una piscina de agua, mientras que el aire caliente es expulsado por la torre de salida ubicada en la parte opuesta de la casa.

"Las altas torres de ventilacion, testimonio del calor, semejan un bosque que el desierto pudiera producir de manera natural.” (Robert Byron)

Paso despues por el museo del agua y me pongo al loro de la titanica ingenieria de los qanat, unos canales subterraneos construidos durante los ultimos dos mil años. En Iran hay mas de cincuenta mil, algunos de hasta sesenta kilomentros de longitud, y cien metros de profundidad en el lugar del manantial. Gracias a ellos se lleva agua desde los manantiales subterraneos ubicados a los pies de las montañas hasta las llanuras deserticas. Robert Byron escribio en 1933 que se calculaba que un tercio de la poblacion activa persa se dedicaba a su construccion. Y pese a las tecnologias modernas, esta sigue siendo una importante actividad.

Llego a la mezquita de los viernes y entro en ella pasando bajo los dos vertiginosos minaretes de su portal. Callejeando entre muros y badgirs de barro destaca de vez en cuando el brillo de los azulejos de la cupula de algun mausoleo. Sin perderme mas de la cuenta por el laberinto ocre visito un par de casas tradicionales y tambien la prision de Alejandro, un edificio que recibe ese nombre por ser nombrada como tal en un poema de Hafez.

Y ya de tarde, y como ardiente colofon, voy a visitar el Ateshkadeh, el templo del fuego de los zoroastros, donde se custodia la llama eterna. Dicen que ese fuego lleva ardiendo ininterrumpidamente, alimentado por los sacerdotes, desde el 470 a.D. Fue llevado a Yazd en 1474, y transferido a este moderno templo en 1940.

Simbolo del zoroastrianismo sobre el dintel del templo de Yazd.

La informacion que hay en el interior del templo, mas que explicar la religion zoroastrica, intenta dejar claros dos conceptos que les son muy necesarios para su supervivencia en la Republica Islamica de Iran. Primero, que “el fuego es solo un simbolo, no lo adoramos como tal”, es decir, que no son paganos, gracias a lo que han logrado escapar de la persecucion del Islam, e incluso ser considerados oficialmente como una de las gentes del libro mencionadas en el Coran. Segundo, que “Zoroastro es el primer y unico profeta irani”, con lo que muestran su patriotismo, algo que siempre es del agrado del gobierno. Se les considera una especie de abanderados de la cultura persa, ansiosa siempre de dejar claro ante los arabes que los iranies tienen unas raices diferentes, anteriores, y por supuesto, mejores que las suyas.

Zoroastro nacio en Rey, o quiza en Balj, en el actual Afganistan, alla por el el 550 a.C. Poco de lo que escribio ha sobrevivido, aunque se le atruibuye la autoria del Avesta, texto sagrado desaparecido en su mayor parte. Sus enseñanzas se basan en el dualismo: la lucha entre dos principios, el bien y el mal, que coexisten en el ser supremo, Ahura Mazda. A la misma conclusion llego Daniel, jefe de los hebreos, al conversar con Jehova, el supremo hacedor, segun representa la opera sacra “Daniel y el Señor", de camille Saint-Jacques:

- ¿Sabes, Señor? Cuando yo era pequeño solía hablar contigo todas las noches.
- Ah, ¿eras tú el que no me dejaba dormir?
- Es que en ese entonces yo creía que existías tú y el demonio.
- ¡Por supuesto! ¿Acaso ya no crees?
- Ahora creo que contigo es suficiente.

El zoroastrismo es la más antigua de todas las religiones de credo reveladas, y ha tenido probablemente más influencia, directa o indirectamente, que cualquier otro culto individual. Influyo muchisimo en las creencias judaicas, que absorbieron gran parte de la mitologia zoroastrica mientras los israelies estuvieron cautivos en Babilonia, y hay quien considera a los seguidores de zoroastro, llamados tambien mazdeistas o magis, como los primeros monoteistas.

Un espabilado guia local ha reclutado durante el dia un variopinto grupo de turistas para visitar al dia siguiente en minibus varios lugares de interes al norte de Yazd para los que hace falta transporte propio. Hoy al acostarme no tengo que hacer planes ni preocuparme por nada, es agradable saber que podre dejarme llevar durante un dia entero.

* * *

Al poco de salir de Yazd paramos a los pies de una colina donde esta construida una torre del silencio, donde los seguidores zoroastriacos celebraban hasta la decada de los ochenta sus ritos funerarios.

Por creer en la pureza de los elementos, rechazan ser quemados o enterrados, para no contaminar la tierra ni el fuego, asi que los fallecidos eran conducidos a las torres, donde los buitres se los papeaban hasta dejar los huesos mondos. Para evitar que los buitres puedieran irse con los despojos, un muro de dos metros rodea el espacio abierto, lo suficiente para impedirles despegar. Una vez que los buitres hacian su trabajo, los sacerdotes recogian los huesos y los echaban al agujero central, donde los disolvian con acido. Con la llegada de la revolucion estos ritos funerarios fueron prohibidos, y la alternativa mas ecologica que han encontrado al metodo tradicional es depositar los cuerpos en una especie de ataud de hormigon. Yo creo que envasarlos al vacio seria mucho mas acorde con sus creencias.

Iterior de la torre del silencio. En el hueco se arrojaban los huesos ya mondos.

Se dice que si el buitre se comia primero el ojo derecho el finado iba al cielo, y que si picaba primero el izquierdo iba al infierno, pero por lo visto es falso, un cuento inventado por los arabes. Lo que si hacian los sacerdotes era colocar un pedazo de pan sobre el cadaver y acercarle un perro. Si se comia el pan, entonces consideraban que el muerto estaba bien muerto y procedian a su preparacion para el festin.

Siguiente parada, Jaranech, una ciudad oasis construida enteramente en barro, y cuyas ultimas casas fueron abandonadas hace muy pocos años. Me subo al minarete de una mezquita Qajar, que es de los que se menean, pero no consigo ponerlo en modo vibracion, asi que lo tiene que hacer el guia... funciona. Despues paseamos hasta un acueducto junto al que quedan restos de una conduccion mas antigua que utilizaba hace mil años el principio de los vasos comunicantes (que, pese a lo que se suele decir, si que conocian los romanos). En los jardines alrededor de Jaranech veo por primera vez arboles cargados de pistachos, que en español reciben el poco afortunado nombre de alfoncigos.

Pistachos.

Despues abandonamos la llanura para subir las laderas de una serrania completamente arida y llegar a Chak Chak, el mas importante santuario de peregrinacion zoroastrico. Tras la invasion arabe la familia real persa se refugio en Yazd, pero perseguidos continuaron su huida hasta las montañas cercanas. Segun la leyenda la princesa sasanida Nikbanuh hizo brotar agua de la roca en este lugar.

En las puertas estan representados dos inmortales, soldados persas, replica de los relieves de Persepolis. Los hombres deben cubrirse el pelo para entrar, pero no las mujeres, al igual que sucede en las sinagogas.

Una vez dentro le echo un ojo a un calendario zoroastriano: resulta que estamos en el año 3746. En la parafernalia se ve mucha inscripcion en caracteres hindues. En la India habita buena parte de los ciento cincuenta mil zoroastricos del mundo, mientras que en Yazd, la mayor comunidad irani, unicamente quedan cinco mil. Tras la llegada de los arabes el Islam fue prontamente aceptado en Persia, pero algunos zoroastrianos huyeron al pais vecino. Las comunidades hindues hablan un persa mas puro que el irani, sin influencia arabe, y usan para representarlo la escritura gujarati. Y para regocijo de los buitres, aun practican los funerales a la antigua usanza.

Hoy en dia los zoroastrianos no estan mal vistos en Iran, y tienen fama de honrados y gente de palabra. Al igual que cristianos armenios y judios, estan exentos del servicio militar, y tienen su representante en el parlamento.

Sin embargo estas minorias no tienen permitido hacer proselitismo, y al musulman que apostata le corresponde la pena de muerte, para cuya aplicacion las autoridades iranies sienten especial predileccion por la horca. Es una prevencion innecesaria a la luz de la conversacion que tuvo Robert Byron con el obispo de Shiraz, quien le conto que en sus treinta años en Iran habia logrado convertir unicamente a una viejecita, la cual le hizo una peticion en su lecho de muerte... que fuera a llamar al mullah.

Sus casas se pueden reconocer por los cipreses que crecen en ellas, a los que consideran simbolos de los angeles que cuidan sus terrenos. Y a ellos mismos se los puede reconocer por sus pintas de zoroastrosos, van hechos unos zorros-astros.

Comemos en el jardin de una casa familiar en el pueblo de Meybod, donde despues visitamos un caravasar al que llega agua por medio de un qanat, paseamos por los muros de la ciudad antigua, tambien construida en barro, y visitamos la casa del hielo, una enorme cupula que aisla una camara excavada en parte en el suelo, de tal manera que tiene forma de melon. A la puerta de este edificio hay unas piscinas que en invierno se llenaban de agua, y una vez congelada, almacenaban el hielo dentro del edificio apilando unas capas sobre otras. De esta manera tenian hielo durante el resto del año, incluso en verano. Y a fe mia que hace calor, aunque despues de haber soportado el del Golfo Persico me resulta muy llevadero. Finalmente visitamos la casa de las palomas, un edificio plagado de miles de pequeños nichos en su interior donde aquellas anidaban. Sus excrementos se recogian y utilizaban como abono.

Y para terminar, un homenaje al famoso cantante de musica popular Farrukh Bomi Bulsara, hijo de un matrimonio parsi de la India que habia emigrado a Zanzibar. Como la de Jomeini, su muerte fue una de las mas sonadas del siglo XX, y acercadose el momento dejo dispuesto que oficiara en sus funerales un sacerdote zoroastrico. Alguna de las canciones que compuso ocultan un mensaje claramente proselitista, como la siguiente, un himno mesianico en la que es obvio que en realidad se esta hablando de Zoroastro:

♪ Flash a-ah... savior of the Universe
Flash a-ah... he save everyone of us
Flash a-ah... he's a miracle
Flash a-ah... king of the impossible
He's for everyone of us
Stand for everyone of us
He save with a mighty hand
Every man every woman
Every chill-he's a mighty Flash! ♪


Si amiguetes, el mundo conoceria a Farrukh por el nombre de...

"Freddie Mercury!"

Sin embargo serian las Bangles quienes compusieran la cancion mas zoroastrica de la historia del pop-rock: ♪Eternal Flame♪ Bueno, me estoy liando demasiado, y el show debe continuar, mejor aun, el show debe acabar, porque... Who wants to write forever?

"What do you mean 'Flash Gordon Approaching'?"


BAM

Por la mañana tengo una buena pelotera en el hotel, el tipo de recepcion no tiene constancia de que yo haya pagado. Y no solo habia pagado el dia anterior, sino que me habian dejado a deber el cambio. Tras blasfemar vehementemente y dar un puñetazo en la puerta consigo que me devuelvan lo que era mio, y me digo que tengo que dejar esa estupida costumbre de pagar por adelantado.

Salgo temprano para Kerman, y despues engancho otro bus para llegar a Bam. Este ultimo trayecto atraviesa el comienzo del desierto que marca los confines orientales de Persia. La llanura esta plagada de agujeros de qanats, como si los gusanos gigantes del planeta Arrakis, los de la peli Dune, la hubiesen horadado desplazandose en perfectas lineas rectas.

Llego a Bam a las siete de la tarde, pillo hotel, y antes de la puesta del sol estoy ya en el Arg e Bam, la inmensa ciudadela antigua -arg signifia ciudadela rodeada por fortificaciones-, que era una de las mayores maravillas de Iran hasta que fue arrasada por el terremoto del 2003, desmoronandose casi por completo.

Data al menos del periodo sasanida, y estaba ubicada en una importante ruta comercial entre Iran, el Golfo Persico, e India. Marco Polo paso por aqui, y muchos otros viajeros a lo largo de la historia quedaron impresionados por su belleza de cuento de hadas. Las fotos tomadas antes del terremoto son es espectaculares.

Camino entre las ruinas al pie de la ciudadela y contemplo las rampas que suben a ella. Sigue siendo un lugar magnifico y evocador pese a la destruccion, y mientras cae la noche un par de zorrillos salen de sus guaridas y pasan por delante de mi.

De camino al Arg se me habian acabado de despegar las suelas de las cholas, de tal manera que tenia que caminar como si llevara aletas, levantando los pies comicamente, asi que las remende con celo –uno de los gadgets capaces de resolver mayor numero de situaciones, tan imprescindible como la navaja suiza o un frontal-. Pero el celo no aguanta lo suficiente, asi que a la vuelta me agencie cinta aislante e hice un apaño mas duradero.

De vuelta al hotel charlo con Akbar, el propietario, quien no se resigno a la destruccion del terremoto y el dia siguiente decidio que la tienda de campaña que le habian dejado unos de sus huespedes seria a partir de entonces la primera habitacion de su nuevo hotel.

En la ciudad nueva murieron veintiseis mil personas, aunque afortunadamente el Arg estaba ya deshabitado cuando sucedio el seismo. Hay planes de restaurarlo por completo, pero es una labor sin sentido en una ciudad que tiene otras necesidades mucho mas importantes, ya que todo esta en precario y a medio reconstruir. Recuerdo a una española cooperante que conoci en el Sinai (entonces ella estaba trabajando en Palestina), que me conto que llego a Bam poco despues del terremoto, con las primeras ayudas internacionales. De las muchas catastrofes que habia visto a lo largo del mundo, aquella fue en la que mas organizadamente y con mas medios reacciono el gobierno, a la vez que multitudes de voluntarios llegaron de todo el pais. Curiosamente, una de las primeras ayudas que llego a Bam fue un cargamento de condones, pues el departamento irani de planificacion familiar funciona de maravilla.

Akbar me cuenta que antes pasaban muchos mas viajeros por su hotel: cada dia al menos llegaba un coche o una moto en su camino hacia el este, pero el terremoto y la situacion cada vez mas inestable de Pakistan han hecho que el flujo disminuya. El no se da por vencido, y su nuevo hotel, todavia provisional, es uno de los mas agradables y acogedores que he conocido.

Le pregunto por las cambiantes normas respecto de la cachimba: "Asi es Iran, te acuestas un dia, y a la mañana siguiente todo ha cambiado". La normativa respecto a los pasaportes es igual de erratica: en algunos hoteles se los quedan, mientras en otros ni siquiera toman nota de la identidad del viajero.

* * *

Al dia siguiente tomo el bus de vuelta a Kerman, me bajo a mitad de camino, y hago dedo en el desvio a Rayen, junto a un control de policia. Por esta zona pasa buena parte de la droga que entra por el desierto procedente de Afganistan y Pakistan. El Arg e Rayen ha tomado el relevo del Arg e Bam como ciudadela de barro mejor conservada de Iran, y aunque no tiene su encanto y magnificencia, es muy chula. Tiene al menos mil años de antigüedad, y lleva unos ciento cincuenta deshabitado. Las murallas exteriores, las construcciones intramuros, y las dependencias del gobernador, rodeadas por una muralla interior, se encuentra en muy buen estado de conservacion.

Arg e Rayen.

Despues espero un rato a que se llene un taxi compartido a Kerman, y me apeo otra vez a mitad de camino, en Mahan. Visito el hermoso mausoleo de un derviche Sufi, una de las imagenes mas reconocibles del este de Iran, con esplendidos mosaicos de azulejo, puertas indias, cupula safavida y minaretes qajar. Al atardecer visito los jardines de Bagh-e Shahzade, los mas bellos que he visto en Iran, con su jardin escalonado alrededor de fuentes y cascadas de agua, y un gran pabellon de recreo en la parte mas alta.

Bagh-e Shahzade, Mahan.

Ya de vuelta en Kerman me encuentro con mucha gente conocida en el hotel, donde disfruto de una gran habitacion con terraza. Otro dia movido con la mochila a cuestas, pero todo ha salido perfecto... hasta la cinta de las cholas ha aguantado.

* * *

Pese al riesgo de quedarme colgado en medio de la nada, decido intentar llegar a un oasis de cuya existencia me hablaron unos polacos; para llegar ahi hay que bajarse en mitad de la carretera a Mashad y hacer autoestop en un cruce por el que puede que no pase ningun vehiculo en horas.

En la estacion me dicen que solo salen buses al norte por la tarde, lo que da al traste con mis planes. Es viernes pero consigo encontrar un internet abierto, algo casi milagroso en Iran. Despues me toca soportar a un taxista, una especie de filosofo completamente loco que no para de taladrarme la cabeza con preguntas de este tipo:

- ¿Que tengo que hacer para ser el numero uno del mundo?
- ¿Que es mas importante, saberlo todo o ser bueno?
- ¿Como puedo conseguir lo mejor para mi familia?
- Pero antes, explicame... ¿Que es lo mejor para mi familia?

Era simpatico, pero puso a prueba mi paciencia, y tras una casi una hora con el llego a ser una verdadera tortura. Exhausto, le di esquinazo, aunque el tio se hubiese pasado todo el dia haciendome preguntas y llevandome de un sitio a otro sin cobrarme. Me voy a la estacion y me tumbo a leer en un parque mientras espero a que salga el bus a a Mashad, mi ultima parada en Iran.

Cuando no hay otro motivo especial, como hoy, me gusta sentarme en el lado del autobus que da al este para ir mirando en la direccion de mi viaje. Veo sierras aridas, y junto a la carretera plantaciones enormes de pistacho irani, el mejor del mundo, pistachos y mas pistachos. A mi lado se sienta un chaval al que le falta un hervor. Si en Georgia y Armenia estaba harto de la rudeza de la gente y deseando llegar a Iran, ahora la verdad que estoy ya un poco cansado de los iranies y que no paren interesarse por uno y hacerle preguntas. Como le dijo Jesucristo al ex-leproso:

Hay algunos que nunca estan contentos

Hasta Mashad son mil kilometros, que me salen a muy buen precio: siete euros. Como siempre que voy en autobus, consulto el oraculo musical:

Es larga la carretera cuando uno mira atras
(Sui Generis)


MASHAD

Llego de mañana a la estacion de Mashad y me informo sobre los autobuses a Herat. Despues me cuesta encontrar cama, debe estar todo petado, pues el verano es temporada de peregrinacion, pero finalmente un taxista me lleva a una pension que se ajusta muy bien a mis requerimientos.

Me ducho, hago la colada, y comienzo un maraton de internet que durara dos dias enteros para poder publicar el anterior capitulo. Paso quince horas frente a la pantalla, pero aun me da tiempo de terminar “Un invierno en Kandahar”, libro de Ana Maria Briongos sobre su estancia en Afganistan, excepcional.

* * *

Mi segundo dia en Mashad envio a España DVDs con fotos y libros ya leidos. Mi visita a correos fue incluso agradable: rapida, indolora, y economica: siete euros por un paquete de un kilo.

Llevo la barba bastante desarreglada, y para visitar el mausoleo del Imam Reza quisiera ir algo mas decente. Como no quiero entrar a Afganistan completamente afeitado me paso por una peluqueria a que me la recorten. Siempre he tenido problemas de comunicacion con los peluqueros, pero para hacerme entender aqui me basta con pasarme la mano por la barba mientras pronuncio la palabra magica: “Ahmadineyah”... asi que salgo con la barba pulcramente afeitada del presidente irani:

El apurado perfecto

Ya adecentado me dirijo al Mausoleo del Imam Reza, lugar extremadamente sagrado para los chiitas. Aqui fue enterrado el Imam Reza, junto al califa Harun al Rashid. Los chiitas creen que fue envenenado por Mamun, hijo y sucesor de Harun, asi que comenzaron a llamar al lugar Mashad, que significa ‘lugar de martirio’. Cuenta Robert Byron que “cuando los peregrinos adoran la tumba del iman, todavia escupen en la de Harun al Rashid”.

El lugar se convirtio en el mas sagrado de Persia, y segundo en importancia para los chiies despues de la tumba de Ali en Nayaf (Iraq). Tras el saqueo de los mongoles el santuario fue reconstruido, y durante el renacimiento timurida Shah Ruj, hijo de Tamerlan, lo engrandecio, y su esposa Gohar Shad construyo su bellisima mezquita, cumbre del arte persa, en cuyo mimbar se dice que se sentara el Mahdi, el doceavo Imam de los chiitas, en el dia del juicio.

Mashad crecio junto con su fama como centro de peregrinaje, y experimento un fuerte aumento demografico durante la guerra con Irak por ser la ciudad del pais mas alejada del frente. Cada año la visitan doce millones de musulmanes procedentes de todo el mundo sin otra motivacion que visitar el mausoleo, porque en Mashad no hay ningun otro lugar digno de visita. No muy lejos se encuentra la ciudad de Nishapur, una de las grandes ciudades de Oriente que no logro recuperarse de la devastacion mongola. Ahi nacio Omar Jayyam, y ahi se encuentra su tumba. Una de las pistas del Abraxas, el mitico disco de Santana, es un instrumental llamado ♪Incident at Neshapur♪ Me imagino que serviria de banda sonora a los hipies que cruzaban Iran camino de la India y Nepal.

Al mausoleo no se puede entrar con camaras, y hay un riguroso control de entrada, asi que dejo mi mochila en una consigna. Una vez dentro veo que hay quien ha conseguido pasar su camara, y los que van con el movil no se cortan un pelo y no paran de sacar fotos... las normas son algo muy flexible en Oriente.

Aunque soy el unico rostro palido entre miles de peregrinos no me llaman la atencion ni se acercan a darme palique como hacen por la calle. El complejo construido alrededor del mausoleo es la pera limonera: grandisimos patios, mezquitas, iwanes, todo decorado con la mayor magnificencia. La cupula que cubre el haram esta por completo recubierta de oro, al igual que dos iwanes y dos minaretes.

Se supone que yo no puedo entrar a los lugares mas sagrados, como el Haram -la tumba del Imam-, o la mezquita de Gowar Shad, pero despues de media hora recorriendo el complejo me planto delante de la tumba. Los chiitas no paran de lamentarse, y se acercan todo lo que pueden a la ella. Unos le lanzan objetos, y los que estan al lado intentan aferrarse y subirse: eso parece el salto de la reja del Rocio, y entre semejante locura la marea humana me arrastra por los aires. Hay bastantes guardianes, y no me prestan ninguna atencion, bastante trabajo tienen con impedir los excesos de los fieles. Armados con unos limpiapolvos telescopicos, de esos de plastico brillante multicolor del todo a cien, golpean las cabezas de los mas osados.

Salgo de ahi y sigo caminando por los patios y observando a la gente. Hay muchisimas mujeres, quiza mas que hombres. En un gran patio un clerigo no para de hablar, y aunque las alfombras estan petadas de gente alineada con cierto desorden frente al mullah, son minoria los que le hacen caso, la mayoria estan a lo suyo, reflexionando o rezando a su bola... Hay un monton de piedras desperdigadas de las que usan los chiies para rezar, asi que me llevo una de souvenir. Luego voy a dar a otro gran patio donde hay muchisimos peregrinos con vestiduras arabes alineados delante de otro predicador.

Me dirijo al patio de Al Qods, que es como los musulmanes llaman a Jerusalen, y veo que en el medio hay una fuente de abluciones que tiene la misma forma que el Haram e Shariff, el Templo de la Roca de Jerusalen. Ya es de noche, y sobre el patio brilla la luna en cuarto creciente. Como dice Javier Krahe, hermosérrimo. Ese patio da a la mezquita de Gowar Shad, que tambien esta a reventar de gente. La mezquita consiste en un patio cuadrado cerrado por cuatro iwanes o grandes portales, uno de los cuales sirve de entrada a la mezquita en si, una sala rematada por una cupula. Me gustan especialmente esas mezquitas abiertas, o cualquier lugar de culto que no sea un edificio cerrado.

Despues de comprobar que aqui tampoco molesto a nadie, recorro el lugar y contemplo sus maravillosos mosaicos de azulejo. Robert Byron, quien para visitar el mausoleo tuvo que disfrazarse de persa y oscurecerse la tez, quedo enamorado de esta mezquita, y gracias a sus descripciones pude volver a disfrutar de ella cuando lei su ‘Viaje a Oxiana’ en Afganistan.

Despues paso por el mayor de los patios, que quiza tenga mas de un kilometro de largo. Esta petadisimo, y aqui si que siguen acompasadamente los Allah u Akbar que suenan por megafonia. Tambien hay muchisimas mujeres, sentadas detras de los hombres. Esta claro que la revolucion les dio un papel a las mujeres, pero un papel secundario.

Tras una larga visita abandono el mausoleo. Al final no he tenido ningun problema, y no me ha hecho falta el libro que me regalaron en Qom y que me habia traido para poder excusarme si me decian algo... “Yo no soy musulman, pero estoy en ello”.

En Mashad se escucha con frecuencia hablar en arabe. Por las calles hay muchisimo comercio, no hay mejor negocio que inventarse un centro de peregrinacion. Se venden todo tipo de mercancias, desde alfombras a azafran, pasando por muebles y electodomesticos, y hay muchisimos puestos de comida.

Comienzo entre el humo de una cachimba “Una oracion por la lluvia”, un libro escrito por Wojciech Jagielski, un periodista polaco, sobre la historia reciente de Afganistan, desde la invasion sovietica hasta los atentados del 11 de septiembre y la caida del regimen taliban. Tiene muy buena pinta.

Despues paso unas horas en internet para publicar el capitulo anterior de este blog. Son las tres de la mañana cuando vuelvo a la pension, pero todavia hay vidilla en la calle.


EL CRUCE A AFGANISTAN

La alarma suena dos horas despues de acostarme, pero no la oigo y me despierto una hora despues... mierda! Lo peor no va a ser perder el bus, sino que ese mismo dia me caducaba el visado irani. En cinco minutos estoy en la calle, y poco mas tarde en la estacion. Nada mas entrar oigo a alguien que pregunta “Herat?”... alabado sea dios, el bus aun no ha salido. De hecho, tardara todavia unas horas en salir. Me tumbo en un banco a dormitar, y me entero de que el bus de al lado sale para Kabul, un trayecto tentador. De camino a la frontera el autobus efectua numerosas paradas y el trayecto se hace lento. Sabina y Fito Paez le ponen banda sonora:

♪ La liturgia de las despedidas,
la bala perdida que viene por mí,
la nostalgia que amarga la huida,
la banda sonora de lo que viví ♪


Visado afgano.

Poco antes de llegar a la frontera nos detenemos otras dos horas. Finalmente bajamos del autobus y nos dirigimos al puesto irani. Me sellan el pasaporte y echo a andar entre la multidud de gente que va de un lado para otro, intentando averiguar a donde me tengo que dirigir, pero es todo muy caotico. De repente me doy cuenta de que no hay nadie del autobus a mi alrededor. Me cruzo con mujeres a las que el viento hace volar el burka, y con los tipos con las pintas mas autenticas que he visto en este viaje... si, aqui es donde queria yo venir. Hay mucho trafico, sobre todo camiones, y ahi, en medio del paso fronterizo, me topo con un autobus de La Sepulvedana, a saber como habra acabado ahi. Sigo caminando con el resto de la gente, un afgano me pregunta la hora, le respondo, y nos echa el alto un guarda que estaba apoyado en un muro veinte metros mas atras. Le ha parecido sospechoso vernos hablar. Le pregunto por señas por el lugar donde sellan los pasaportes... resulta que me lo he pasado: habia entrado a Afganistan saltandome el control policial. Un chaval me lleva al puesto fronterizo y vuelvo a encontrarme con la gente del autobus, que nos recoge tras una hora de espera.

Proseguimos viaje para Herat. La carretera es buena pero esta rodeada de dunas, y un fuerte viento barre la llanura y por momentos la arena envuelve por completo al autobus.

Luego empezo esa sensacion de hallarte en el fin de el mundo, que yo ya habia experimentado en la llanura donde Persia y Afganistan se encuentran, y que ahora se habia apoderado tambien de Christopher.” (Robert Byron, Road to Oxiana)

Llegamos finalmente a Herat, el autobus no llega a ninguna estacion, sino que para al borde de la carretera, y me asalta una sensacion de extrañeza cuando bajo y recojo mi mochila del maletero... ya estoy en Afganistan, y como escribe Jagielski en el prologo a ‘Una oracion por la lluvia’:

Queda tan solo la humildad, la esperanza y la fe en que todo ira bien. Tiene que ir bien


 

 

Travel Answers about Iran

Do you have a travel question? Ask other World Nomads.