Existing Member?

Siempre un poco más lejos La infantería nunca retrocede, da media vuelta y avanza.

A traves de Anatolia

TURKEY | Monday, 23 June 2008 | Views [17301]

Muy buenas compañeros de viaje. Retomo la narracion, que anda bastante retrasada respecto de mis pasos. Para que sirva de precedente, como dice el municipe de Amanece que no es poco: “A hacer flashback!”…

«Es medianoche cuando cruzo por ultima vez en ferry a la orilla asiatica del Bosforo. Al frente se extiende Asia».

Para pedir el visado tayiko necesitaba estar en Ankara la mañana del dia siguiente, viernes, si no quería perder el fin de semana. Quería haber ido en tren pero no llegue a tiempo, asi que me pille un bus. Y como pasando la noche en la carretera ademas de ganar tiempo te ahorras la pasta del hotel, pues miel sobre hojuelas.

* * *

Asi comenzaba mi itinerario de un extremo a otro de Turquia:

A traves de Anatolia



ANKARA

Llego al poco de amanecer a Ankara, echo una cabezada de dos horas -hotel, dulce hotel- y me voy para la embajada de Tayikistán, lo que tiene su intríngulis, porque en internet no aparece la dirección ni el teléfono, pero he encontrado algunos indicios que me llevan a ella.

Esta recién inaugurada, en una calle aun sin acondicionar, en un polígono de las afueras junto con un puñado de otras embajadas abiertas hace poco. Me dicen que necesitan una carta de invitación de mi embajada, asi que me pillo un taxi hasta la española, donde me la hacen en un momento, y pillo otro taxi de vuelta a la tayika, perder mas de dos horas en transporte publico me podria suponer un retraso de tres días. Llego a tiempo y me hacen el visado sobre la marcha, aunque el procedimiento dice que los visados se recogen por la tarde. Me imagino que les dio algo de vergüenza, porque estaban mano sobre mano.

Cuesta ochenta dólares, pero con el procedimiento exprés sube hasta ciento veinte dolares. El procedimiento normal se diferencia del exprés en que dejan el pasaporte macerándose en un cajón durante tres días, pasados los cuales lo exhuman, y en un decir Jesús le ponen la pegatina y le estampan el sello.

Desde la Conchinchina hasta el Magreb
en Rolss Royce o en camello
en cada esquina te
hacen páginas web
o te sellan un sello

(Sabina)

Un paston, pero bueno, tambien tiene holograma:

Visado tayiko

Por si el asunto se alargaba tenia algunas visitas en la recamara: Konya y Kapadokia, pero como la jugada fue un éxito, tendran que esperar. Necesitaria un mes mas para ver todo lo que me queda de Turquia, sin incluir una escapada a Chipre ni lo que me falta de Siria: la costa y el Eufrates. Pero como bien dice mi colaborador:

“Eso no toca”

Visito a la tarde el premiado museo de las civilizaciones anatolias: urarteos, hititas, frigios, lidios, y demas tribus urbanas de la antigüedad… esta muy bien. Es como todo: cuantos mas ves, mas les coges el gusto. Hay figurillas neoliticas, de animales y humanas, y estas ultimas son todas femeninas. Algunas estan hechas de electrum, aleacion de oro y plata. Del neolitico tambien hay pintaderas, como las Canarias. Resulta que en Kuşköy, un pueblo en las montañas del Mar Negro, tienen un lenguaje silbado, como en la Gomera. La conexion canaria.

Sin embargo no habia nada expuesto de un yacimiento interesantisimo que se ha comenzado a excavar no hace mucho cerca de Sanliurfa, Gobekli Tepe, un complejo templario de hace once mil años, anterior a la agricultura y a las ciudades, y el doble de antiguo que cualquier otra cosa parecida en la historia de la humanidad. Una cuenta pendiente con Turquia.

Luego visito la ciudadela, donde hay mucho turista local paseando. Pese a que casi todo son puestos para turistas, aun se puede ver a alguna abuela sentada a la puerta de su casa con vellones en su regazo: la famosa lana de Angora, pues ese fue hasta 1930 el nombre de la ciudad.

Anit Kabir, mausoleo de Ataturk en Ankara.

Al dia siguiente me voy para Anit Kabir, el mausoleo de Ataturk. Mustafa Kemal, nacido en Tesalonica, en la actual Grecia, fue una de las figuras mas importantes del siglo XX. Fue heroe de la Primera Guerra Mundial, donde tuvo un papel destacadisimo en la campaña de Gallipoli, en la que los turcos rechazaron un gran ataque aliado: entre ambos bandos hubo medio millon de bajas.

Tras la desmembracion del Imperio Otomano lideró el Movimiento Nacional Turco, que desembocaría en la Guerra de Independencia Turca. Sus brillantes campañas militares consiguieron derrotar al ejercito griego, que llego a estar a las puertas de Ankara, y condujeron a la liberación del país y el establecimiento de la República de Turquía. Como primer presidente de la República, introdujo una variedad de reformas de gran alcance que procuraron establecer un estado moderno, democrático y secular: abolio el sultanato y proclamo la republica, instituyo codigos legales de inspiracion occidental, sustituyo el alfabeto arabigo por el latino, abolio la poligamia, las mujeres tuvieron derecho a votar y ser diputadas, prohibio el fez y las cofradias de derviches… Tambien promulgo la ley del apellido, por la que cada turco tenia que elegir uno, pues hasta entonces solo tenian nombre. A el le fue otorgado el de Ataturk: padre de los turcos. Su nombre era Mustafa, y Kemal era el sobrenombre que le habia puesto su profe de matematicas: el perfecto.

Fue un gran orador, y el pais esta empapelado con retratos y dichos suyos. Tambien era patriota a la hora de empinar el codo: le entusiasmaba el raki. Murio de cirrosis… todo por la patria.

Medio pais le idolatra, y el otro medio (el mas islamista) esta hasta el gorro de el y su herencia. El año pasado en Efeso vi a unos niños turcos a los que les estaban haciendo una foto mientras repetian “Ataturk, Ataturk” como en España decimos “patata”.

Renombro Angora como Ankara, que suena como mas turco, y la hizo su nueva capital. La ciudad tiene una historia interesante: en la antiguedad fue tomada por Alejandro Magno, y mas adelante fue anexionada por Julio Cesar al Imperio Romano… vidas paralelas. Luego decayo, y solo era un pueblo grande cuando se convirtio en capital city.
Su gran ventaja respecto de Estambul –ciudad que tras el desmembramiento del Imperio Otomano hasta la Guerra de Independencia tuvo estatus internacional y fue administrada por las grandes potencias- es que no puede ser atacada con buques ca
ñoneros. Ataturk se esforzo mucho en darle prestigio, y para ello no piso Estambul durante mas de ocho años.

Y la ciudad no tiene mucho mas. Salgo definitivamente de la ruta turistica y me quito de encima Ankara con sus incomodidades de gran ciudad sin encanto. Al salir del hotel oigo a un tio mencionar algun pais de Asia Central… es brasileño, y tambien esta en Ankara para gestionar visados. Intercambiamos correos electronicos y salgo pitando. Con las prisas se me olvido visitar la columna erigida en la ciudad por Juliano el Apostata. Me pillo un autobus a Polatli, ciudad cercana al yacimiento de Gordion.


GORDION

Llego a Polatli, donde me cae encima un tormenton de verano, y pillo un taxi a Gordion. Es un R12 desvencijado, el primer coche de mis padres. Siempre que subo a uno entro en una maquina del tiempo:

Uno se cree que las mató el tiempo y la ausencia,
pero su tren vendió boleto de ida y vuelta.
Son aquellas pequeñas cosas
que nos dejó un tiempo de rosas
en un rincón, en un papel, o en un cajón

(Serrat)

Y es que el asiento de atrás del coche de sus padres puede ser un lugar muy importante para un niño. He aqui un claro ejemplo.

Gordion fue capital del reino de Frigia. Sus reyes se llamaban por lo general Gordio o Midas, y uno de ellos fue el que dio lugar a la famosa leyenda. Ese mismo Midas se suicido al sufrir la invasion de los cimerios, en los que se inspiro Robert E. Howard para crear a… Conan el cimmerio! actual gobernador de California.
Posteriormente fue conquistada por los lidios, a los que se supone inventores de la moneda. Despues Alejandro Magno acabo con la dominacion persa de Frigia, y protagonizo el famoso episodio del nudo gordiano: según la leyenda, quien consiguiera desatarlo podría conquistar Oriente. Al no conseguirlo a base de maña, lo corto con su espada. Efectivamente, luego conquistó Oriente.

Despues me voy para el yacimiento de la ciudadela antigua, excavado sobre un monticulo, y que solo se puede contemplar desde el perímetro. Pero si Alejandro rompio el nudo, yo me salte la valla gordiana, y pasee un ratillo entre las ruinas hasta que aparecieron mas visitantes:

Ruinas de Gordion

Vuelvo para Ankara, y pillo bus para Boğazkale, donde llego ya de noche. Es un pueblo rural apacible junto a las ruinas de Hattusa.

Las tres ciudades, Gordion, Ankara, y Hattusa, se encontraban en el camino real persa, gran ruta de la antigüedad que unia la capital persa Susa con la costa mediterranea.


HATTUSA

Fue capital de los hititas, pueblo poderoso que derroto a los babilonios y caneo a los egipcios. A los pies de la colina en que se asentaba la ciudad se encuentra el gran templo, donde hay una piedra verde de forma cubica, supuesto regalo de Ramses II para conmemorar el tratado de paz de Kadesh, que cerro las hostilidades tras la batalla de igual nombre. Se cree que en Egipto habria otra piedra igual. Y fue en Hattusa, en el palacio real, donde, entre gran cantidad de tablillas cuneiformes, se descubrio el tratado de paz de Kadesh, que era muy favorable a los Hititas aunque Ramses II lo presentara en Egipto como victoria suya. Aun se puede ver su propaganda al respecto en mogollon de templos desde Abu Simbel hasta el delta del Nilo.

Luego recorro los seis kilometros de perimetro de las murallas, que aun colapsadas forman un cinturon que levanta varios metros alrededor de la ciudad. La ubicación y las vistas del yacimiento son magnificas, y recorrerlo es agradable y tranquilo.

Puerta en las murallas de Hattusa

De vez en cuando aparece algun grupo de turistas, que se lanzan como paracaidistas llovidos del cielo sobre los lugares de mas interes. De repente estas rodeado y te joden la foto, pero al poco se esfuman. Son locales en fragoneta, o japoneses en grandes autobuses.

Los japoneses, según me dicen los chavales que estan ahí intentando vender sus baratijas, son lo mas agarrado que hay, y no albergan ninguna esperanza de venderles nada. Yo con decir que soy estudiante ya me libro del acoso, y el ir a pata ayuda a hacer creible mi coartada.

El estado de los restos es bastante malo, esta claro que los relieves e inscripciones sufren muchisimo por el simple hecho de haber sido desenterrados: las diferencias termicas, la lluvia y el viento les causan un deterioro rapido e irreparable. Se disuelven siglos de historia para que los cuatro turistas que pasamos por ahí lo podamos disfrutar.

Luego me voy a Yazilikaya, que fue santuario religioso Hittita, y tiene unos relieves muy chulos en las paredes, como un dios con forma de puñal. Esta a unos cinco kilometros, pero durante un tramo me lleva gratis un taxista al que antes habia dado calabazas, y luego me lleva otro tipo hasta su restaurante, que esta de camino. Y antes me habian llevado otro tramo dos tipos que estaban visitando Hattusa en coche. Y sin pedirle a nadie que me llevara… la gente es cojonuda.

Relieve en el santuario religioso hitita de Yazilikaya


Recojo la mochila en el hotel, y luego si que hago dedo hasta Sungurlu, y me para un abuelete en otro R12. Veo el comienzo de la final de Roland Garros mientras espero el bus a Ankara. En Ankara engancho un bus a Safranbolu, y llego pasada la medianoche. Echo a andar, pues la ciudad vieja esta a un par de kilometros del centro, y de nuevo alguien que pasa por ahi para y me lleva.


SAFRANBOLU

Safranbolu, la ciudad del azafran – as safron en arabe- , estaba en una importante ruta comercial al Mar Negro, y su prosperidad hizo que se llenase de casas tradicionales de comerciantes otomanos, muchas de ellas excelentemente conservadas, por las que ha sido declarada patrimonio mundial de la Unesco:


El casco antiguo es muy turistico, lleno de restaurantes y hoteles. Casi todos los visitantes son locales, pero se ven tambien grupos de japoneses, y escasos rostros palidos.
Paseo un rato por la mañana y compruebo que, ademas de ser un lugar agradable y tranquilo, hay un cafe internet comodo y barato, y consigo una buena oferta por las cachimbas, asi que decido quedarme un par de dias para escribir el anterior capitulo de este cuaderno de viaje.

La comida en Turquia esta buenisima, tanto en los restaurantes como los productos frescos que venden en cada esquina. Compro unas nueces sabrosisimas y, como otros dias, doy cuenta de medio kilo de cerezas, ricas, ricas.


COSTA DEL MAR NEGRO

Tras la pausa de dos dias me voy hasta Amasra, ya en la costa, por una carretera por montes arbolados. Curva tras curva hasta el Mar Negro, cuya franja costera es la zona mas lluviosa y verde de Turquia. Busco la casa de Ali, abuelete fumador cuyas señas me dio un italiano que conoci en Safranbolu, y me alojo en su humilde morada. Su casa esta en la ciudad vieja, pasadas las murallas, y tenemos que hacer un alto a mitad de las escaleras porque esta jodidisimo con el tabaco.
Recorro la antigua ciudadela romana, con su muralla bizantina y puertas y refuerzos genoveses. Esta en un saliente en el mar y se prolonga por un islote al que esta unido por un puente. Desde la muralla veo un barco lleno de gente con un atractivo cartel que dice “2YTL” (al cambio, 1 euro). Llego cuando estan soltando amarras y damos un perivoltio por la costa cercana... ya puedo decir que he navegado por el Mar Negro.

Amasra

En los cibercafes se escucha musica de lo mas extraña, pero en Amasra lo flipo; suena la parrala:

La parrala si, la parrala no…

Ya casi a medianoche me tomo una sopa en un restaurante mientras veo como Turquia remonta en el ultimo minuto el partido contra Suiza: 2-1 resultado final. Las banderas de ambos paises son muy parecidas: rojas, con un símbolo blanco en el centro: los símbolos del islam y del cristianismo respectivamente, las dos religiones mas importantes del mundo.

La ubicua bandera turca

Se podria interpretar el resultado en clave histórica: comenzó marcando el cristianismo por medio de Jesucristo, consiguio la igualada Mahoma en el siglo VII de juego, quedando el marcador equilibrado durante varios siglos más. Si el resultado del partido es un presagio, entonces poco antes del juicio final el islam se llevara el gato al agua.

Pasando de adivinaciones, lo cierto es que el islam tiene mucho mas empuje que el cristianismo, y Africa y Asia son los campos de juego donde le esta ganando terreno.
En Turquía, como en cualquier pais musulman, me siguen preguntando a menudo por mis creencias… ¿conoces el islam? ¿porque no te haces musulmán?¿has leído el Corán? El islam es bueeeeeeeno.
Son proselitistas, cumplen con esa obligación que les marca su religion, la misma que tiene todo cristiano: la misión apostolica. Sin embargo, me cuesta imaginarme a un cristiano preocupandose por convertir a un musulman.
Ademas el islam es hoy en dia una religión mas católica –universal- que el cristianismo, es mas igualitaria entre razas, eso lo saben muy bien los negros. La religión cristiana es la religion de la elite, la religión de los que mandan en el mundo. Y esta elite, europeos y americanos, generalizando, no vive la religión con mucha intensidad. La forma y la intensidad en la que la fe impregna la vida de un musulman suele ser muy visible, asi que es fácil imaginarse a un africano necesitado de fe ante el dilema de elegir entre una de las dos religiones, y juzgando por el comportamiento religioso de unos y otros. De todas maneras, el mecanismo mas importante para lograr conversiones en Asia y Africa es el programa Almas por alimentos -comida, refugio, hospitales, educacion...-, en cuya aplicacion ambas religiones invierten ingentes cantidades.

También hay razones históricas: para el cristianismo, los musulmanes son renegados, pues conociendo la fe cristiana eligieron otra. Logicamente, no tiene sentido hacer proselitismo con unos traidores. Sin embargo, los musulmanes se ven como los portadores de la buena nueva de Mahoma, que tiene que ser explicada a aquellos que estaban en un error anterior, y más aun a los cristianos, los más cercanos a ellos, que malinterpretaron el mensaje de Jesucristo. Dicen.

* * *

Al dia siguiente, con el fresquito mañanero pillo un minibus a Bartin, donde me invitan a un te mientras espero que salga otro minibús a Cide por la carretera costera, una carretera panorámica que por lo accidentado de la costa discurre elevada sobre el mar salvo cuando baja a los pueblos instalados en los estrechos valles que dan en el. Como el transporte público no es muy frecuente en esta zona, el minibús lleva de todo: los periódicos, el correo, lavadoras para reparar…

En Cide me toca esperar tres horas. Como algo en una lokanta, comedor-restaurante popular. Las lokantas son magnificas porque a la entrada tienen la comida expuesta de tal manera que puedes decir quiero esto, y eso , y eso. No hay luz ni internet, así que me doy un paseo por la orilla del mar, una larga playa pedregosa bajo el cielo siempre plomizo de Mar Negro, con una luz difusa y molesta que impide sacar buenas fotos.

Playa del Mar Negro, Cide.

Unas niñas exaltadas me invitan a su función de teatro, pero no puedo ir porque perdería el minibús a Inebolu, otro agradable pueblo costero al que llego cuatro horas antes de que anochezca. Ya no hay transporte que continue por la costa, asi que tomo hotel: ocho euros, habitación con tele, incluidos el canal por el que dan la Eurocopa y un canal porno. Una ganga para ser Turquia.

Al dia siguiente continuo recorriendo la costa del Mar Negro saltando de un pueblo a otro, pues no hay transporte de larga distancia. Yo voy mirando el panorama por la ventana, como una furgoneta cargada de sandias acolchadas sobre helechos. No se ven rincones de costa resguardados, y para los argonautas, que navegaban a cabotaje, no debió ser fácil encontrar las escasas y pequeñas playas de piedras que hay y varar en ellas el Argo.
Entre Estambul y Amasra ni siquiera hay carretera costera, y de Amasra en adelante es muy accidentada, pero conforme se avanza hacia el este el litoral va suavizándose y la carretera va acercandose al mar y haciéndose menos tortuosa.

Muchisima gente se me dirige en aleman, sobre todo gente mayor. Desde antes de la Primera Guerra Mundial ambos paises estuvieron muy relacionados, y por esos lazos la emigración turca eligio Alemania como destino, y hoy hay cuatro millones de turcos viviendo alli.

Tras enganchar tres dolmush –minibuses- llego a Sinop y doy un paseo por las murallas junto al mar. En este puerto hizo escala el Argo, pues fue una importante colonia griega desde la antigüedad, y conserva su nombre de personaje mitológico griego: una zagala llamada Sinope.
La ciudad esta revolucionada, sembrada de globos y con ambiente de fiesta porque viene Erdogan, el primer ministro, que esta en plena controversia sobre el velo. La ley del velo que ha promulgado, que permite a las chicas llevar velo en la universidad (ahora esta prohibido, al igual que a las funcionarias) ha sido declarada anticonstitucional. La judicatura, como el ejercito, son los garantes del legado de Ataturk, el mas importante de los cuales es la laicidad del estado.

Es curiosa la democracia turca, en la que el poder politico está bajo la vigilancia del ejercito y la judicatura. El anterior primer ministro Erbakan, líder del primer partido islámico que gano unas elecciones en Turquia, y nacido precisamente en Sinop, fue obligado a dimitir por el ejercito durante su presidencia, y su partido fue declarado ilegal. La escusa para ello fue que leyo un poema que decía que “los minaretes son las bayonetas del islam”.

Sinop. Abuelos paseando, y colada colgada sobre las cupulas de un hammam.

* * *

De Sinop en adelante se suaviza el paisaje, ya es mas ondulado y apto para el cultivo. Llego a Samsun, todavía en la costa, y tengo suerte enganchando enseguida autobús a Amasya que se encuentra en el interior... un dia entero on the road. Es un trayecto largo, y a las nueve paramos para estirar las piernas, echar un cigarrito, hacer la última oración del dia, o comprar un kilo de cerezas.
Moverse por Turquía es muy fácil, hay una sola otogar, estacion de autobuses, en cada población, en la que nada mas poner el pie te preguntan que a donde vas y te llevan al mostrador correspondiente. Las conexiones son abundantes y el servicio eficiente y puntual. Eso si, es bastante caro, tanto que el transporte esta siendo mi principal gasto.

Samsun fue el Puerto en que desembarco Ataturk despues de salir de Estambul zafandose del marcaje del Sultan. Y de Samsun se fue a Amasya, donde anuncio el inicio de la Guerra de Independencia Turca.


AMASYA

Llego a Amasya ya tarde, es viernes y hay ambientazo en la calle, tienen montado algún festival folclórico. Pero lo primero es lo primero: encontrar cama. Como la ciudad esta petada, hasta el cuarto hotel en que pregunto no me puedo quitar de encima la mochila.

Amasya la nuit

De esta ciudad era Estrabon, considerado el primer geografo, y que en lo suyo era extraordinariamente bueno, como su nombre propio indica. Aprovechando la pax romana recorrio casi todo el mundo conocido: llego a Asuan y a Etiopia por el sur, y a Armenia, desde donde escribo estas lineas, por el este. A mi lo de la geografía y los mapas me gustaba mucho ya de crio: hojeaba los atlas por pasar el rato, y me gustaban especialmente los graficos estadísticos, sobre todo los de produccion. Solian ganar los EEUU o la URSS en todo, pero creo que España era campeona en cinabrio. En potasio no tenemos nada que hacer:

Kazakstan, greatest country in the world
all other countries are run by little girls
Kazakhstan is number-one exporter of potassium
Other Central Asian countries have inferior potassium
Kazakhstan, greatest country in the world
all other countries is run by the gays...

(Borat,
himno nacional kazako)

Ahora me entretiene mucho trazar sobre los mapas el recorrido de mis viajes, antes y despues de realizarlos. Y hasta lo de escribir este cuaderno puede tener que ver, porque según dice Umberto Eco, escribir es trazar recorridos en el espacio.

"No es seguro si Saint-Exupéry volaba para escribir o escribía para volar. Y de Pratt diría que no se sabe si ha viajado para contar sus historias o si cuenta historias para tener un pretexto para viajar. No es un juego de palabras. En primer lugar, ambas cosas son paralelas; escribes, viajas y luego decides contar tus viajes, luego viajas de nuevo para obtener inspiración para tus escritos, y luego acabas por escribir para tener nuevamente ocasión de viajar.”
(Umberto Eco, del prologo al Saint-Exupery de Hugo Pratt)

“«Je voyage pour connaître ma géographie» Anotación de un loco recogida por Manuel Reja en L’árt chez les fous, París, 1907.”
(de la Historia abreviada de la literatura portatil)

Y una nota geográfica: muy cerca de Amasya acontecio la batalla de Zela, entre Julio Cesar y Mitridates, rey del Ponto. Cesar gano sin despeinarse, y despues dijo eso de “Veni, vidi, vici”.

* * *

Hace varios días que no veo un guiri, desde Safranbolu, pero la ciudad esta petada de turistas turcos; y bien merece una visita. Tambien tiene una buena colección de casas otomanas, asomadas a un rio acompañado en la orilla de enfrente por un bonito paseo. Y tras estas casas se eleva una pared vertical de roca en la que hay excavadas varias tumbas de los reyes del Reino del Ponto, un reino helenístico de la antigüedad que se encontraba a orillas del Mar Negro (Pontus Euxinus).

Exterior de mezquita, Amasya. Palabra de Ala.

Tambien hay unas cuantas mezquitas y madrasas remarcables. Y las hay tanto otomanas como selyucidas. Las construcciones selyucidas serian el equivalente del romanico: son sobrias y toscas, pero elegantes y armoniosas, con el encanto de Persia, cuya cultura absorbieron al asentarse ahí los turcos selyucidas, una dinastia proveniente de Asia Central. Tambien conquistaron Oriente Medio y comieron terreno a los Bizantinos, fundando en Anatolia el Sultanato del Rum después de haberlos derrotado en la decisiva batalla de Manzikert, en 1071.

Posteriormente sirvieron de escudo a Europa contra las hordas mongolas. Y si no llega a ser por estas hordas, a Constantinopla le hubiese llegado su hora mucho antes. La famosa Horda de Oro fue la que tumbo el sultanato selyucida, que se fragmento en pequeños principados. El líder de uno de estos principados, Osmán, inicio una política de expansión que continuaron sus sucesores, los turcos otomanos, naciendo así el Imperio otomano.

Luego visite una madrasa, una escuela coránica donde los chicos, además de estudiar otras materias, memorizan el Coran, ganándose asi el titulo de Hafiz, que significa “el que sabe el Corán de memoria”. El dia de la recitación es un gran acontecimiento en la vida de estos chavales. En Argentina conoci a un turco que me conto algo bien curioso: como turco no hablaba árabe, pero como musulman, su padre decidió que aprendiera el Coran de memoria, asi que lo memorizo entero sin tener ni idea de lo que significaba. Me imagino que estos chavales hacen lo mismo, porque en Turquia muy poca gente sabe árabe. Cuando pregunto a alguien si lo habla, me suelen contestar que “aquí hablamos turco”, medio ofendidos.
Según la guía, la madrasa no es visitable, pero me cole, y los chavales del patio se revolucionaron, estuve un buen rato con ellos en la mezquita de la madrasa, hablando de futbol, claro, me hice varias fotos con la muchachada y me dieron la dirección de la madrasa para que les enviara alguna, pero por esas cosas de la tecnología digital, las he perdido.

Ya se me va olvidando el árabe a medida que aprendo turco. No me cuesta mucho aprender palabras, el que usen el alfabeto occidental facilita mucho las cosas. Sin embargo, algo tan aparentemente simple como el gesto de decir ‘no’, que consiste en echar la cabeza ligeramente para atrás, que cada dia me hacen varias veces, y que conozco de otros países, me cuesta muchisimo de pillar… siempre hay un lapso de unos segundos hasta que reacciono. Cosas de la mente, o de la ausencia de ella. Los romanos también utilizaban ese gesto para la negación, y el de mostrar el dedo corazon levantado, figurando un pene: un clásico.

Paseando esa tarde un sordomudo me habia invitado a pasar al baño que atendía, pero no tenia tiempo. Sin embargo, al dia siguiente consegui zafarme de las sabanas y me hice un completo en el hamam antes de pillar el bus hacia Sivas.


SIVAS

Poco despues del baño y el masaje me encuentro tirando millas.

Felicidad es una golosina
demasiado fina para algún paladar
felicidad odia las despedidas
un día te despiertas y ella ya no está
Felicidad solo viaja en limousina…

Contradiciendo a Ariel Rot, también viaja en autobús.

Entrando en Sivas se ven bastantes mezquitas en construccion... todo Oriente Proximo se esta plagando de ellas, es el signo de los tiempos, una reafirmación de la identidad propia, como el hecho de que las mujeres decidan ponerse el velo que antes no se ponían. Según cuenta Rosa Regas, que viajo a Siria en 1995, al volver diez años después le llamo la atención que prácticamente todas las mujeres, salvo las del barrio cristiano, llevaban la cabeza cubierta con un pañuelo. Hacía diez años muy pocas lo llevaban. Siria no tiene un gobierno islamista, al contrario, y el cambio habia sucedido sin ninguna ley ni imposición del gobierno ni de los imanes. Por otro lado, pasados esos diez años la tasa de empleo femenino se habia doblado, asi que no habia habido un arrinconamiento del papel social de la mujer. Una funcionaria, sin velo, le explico que "prácticamente no tenemos otro camino para oponernos pacíficamente a la fuerza del todopoderoso emperador del mundo…".

Primero pase por la estacion de tren a informarme de los horarios, y coincidi con un turco, emigrante en Australia, que me invito a un cafe en el patio de un caravasar selyucida. Compartimos mesa con un profesor de Universidad. Un profesor "no religioso", me subrayo despues… esta candente el tema laicismo-islam.

Y Sivas tambien jugo un papel importante en la Guerra de la Independencia Turca, con la que el pais paso del califato islamico al estado laico, pues aqui se celebro un congreso, posterior al de Erzurum, en el que se acordo luchar contra la ocupacion y particion de Turquia. Durante un tiempo convivieron dos gobiernos: el Otomano en Estambul, y el nacionalista que se establecio en Ankara.

Luego dejo mi mochila en un internet, y puedo recorrer la ciudad tranquilamente. No suele ser dificil encontrar un sitio donde aparcar la mochila unas horas, normalmente lo hago en un restaurante o cafetería, siempre después de haber tomado algo, o en un internet. Una vez establecida la relación cliente-dependiente, no suelen tener problema.

En Sivas se encuentran varios de los mejores edificios selyucidas jamas construidos, como la Ulu Cami, una mezquita que es una gran sala baja con un bosque de 50 columnas. Un tipo joven me saluda, se llama Mehmet, y me dice que espere un momento. Despues del rezo me hace un guiado por la mezquita, y aunque no habla ingles pone mucha voluntad. Luego se pega otro rato rezando ante una tumba que hay en el patio de la mezquita, creo que de un familiar, y me acompaña a la madrasa azul, muy chula. Hay días, como este, en que el buen rollo de la gente te puede impedir ver tranquilamente y a tu aire una ciudad, pero consigo despedirme educadamente de Mehmet. Ademas, pasar mas de una hora con alguien con el que apenas te puedes comunicar puede ser engorroso.

Madrasa azul, Sivas

Ya de noche me dirijo a la plaza principal, donde habia visto una pantalla gigante donde retransmitian el partido de Turquia en la Eurocopa, pero de camino paso delante de un café donde resulta estar Mehmet con unos amigos, y veo ahi el partido: remontada incredible de Turquia en los ultimos cinco minutos... clasificada para cuartos. No me dejan pagar el kebab… hoy me han invitado a comer, a beber, y un par de veces al billete del bus. No importa lo mucho que insistas, jamas te dejan pagar, de hecho, si insistes demasiado se pueden ofender.

Aunque esta cayendo un chaparron de los buenos, todo el mundo sale a celebrarlo a las calles. Mehmet me acompaña bajo la lluvia a la estacion de tren, donde esta expuesta una locomotora que Hitler regalo a Ataturk. Mi tren deberia salir a las dos y media de la madrugada, pero acaba haciendolo tres horas mas tarde, cuando ya amanece.


DIVRIGI

Comparto el compartimento de cuatro literas con un matrimonio mayor, y tras cuatro horas reparadoras llegamos a Divrigi, una pequeña localidad escondida tras un paso de montaña, discurriendo junto a un rio por un estrecho valle.

Los pobladores del valle son alevies, una secta que no es considerada muy-sulmana por la mayoria sunni. Durante sus ceremonias se recitan poemas, y hombres y mujeres bailan juntos: "si sus corazones son puros, la runion de hombres y mujeres es pura".

Visito la Ulu Cami y la Daruşşifa anexa, el hospital mental, que son patrimonio de la Unesco tambien. Es de diseño selyucida, pero con una exhuberante decoracion. Me da tiempo de hacerlo tranquilamente, comprar fruta, y volver a la estacion, donde el tren llega con dos horas de retraso sobre el retraso ya previsto. Al final, el plan del tren me ha salido perfecto, porque segun la guia era imposible visitar Divrigi sin quedarse a dormir. Ademas, dado lo remoto de su ubicacion, la unica manera de continuar hacia el este es con el ferrocarril, porque no hay carretera.

Pese a la noche esperando el tren mojado como un pollo no estoy muy cansado. Llevaba unos dias pensando que ya no aguanto como antes, pero la verdad que en ningun viaje he llevado el ritmo que estoy llevando en este. Ademas hace buen dia.

Sunny, yesterday my day was filled with rain

A Erzurum son una seis horas, y la linea transcurre primero junto a un afluente del Eufrates, hasta dar en el poco despues y continuar remontandolo. Ya habia cruzado anteriormente el Eufrates, uno de los rios del paraiso, llamado simplemente “el rio” en la Biblia. Hay manchas de nieve en las montañas que enmarcan el valle, a no mucha mas altura.

El alto Eufrates, recorrido por la via del tren.

Mucha gente me ha preguntado estos dias por la imagen que tenemos en España de los turcos, de Turquia. Un chaval que va en el tren me hace la pregunta más directamente: ¿porque en Europa teneis mala imagen de Turquia? Yo le digo que no lo entiendo, que si la televisión, el terrorismo...

Yo nunca me he sentido inseguro en un país musulmán, ni tratado con desprecio o con agresividad, al contrario, son gente muy agradable, y siempre que me tratan con hospitalidad siento cierta vergüenza al pensar en como los tratamos en occidente, en los prejuicios que tenemos contra ellos.

Tambien hablamos de la cuestion del velo: no entiendo como es posible que a una universitaria se le prohiba ponerse el velo si le da la gana. El me dice que no se puede permitir, porque eso es un simbolo del islamismo, un pequeño paso al que seguirian otros mas. Si, pero al partido que quiere permitirlo lo ha votado la mayoria de los turcos -le digo yo-. “Es que la gente no sabe lo que vota” responde el. Y se queja amargamente de que Europa haya impedido a Turquia ejecutar la condena a muerte impuesta a Ocalan, el lider terrorista del PKK, obligandoles a abolir la pena capital.

Aun hago otro amigo en el tren:

Llego a Erzurum ya de noche con fuerzas para ir al restaurante mas fashion, que resulta ser bastante economico, y es que ya llevo unos dias constatando que cuanto mas al este voy, mas barato es todo. Tambien tengo tiempo para internetear un rato y dejar la colada en el hotel.


ERZURUM

Recojo la colada en buena hora, pues hace fresquito -estamos a dos mil metros, y aquí al lado hay una estacion de esqui- y salgo a pasear.

La Ulu Cami, la mezquita selyucida, esta en restauracion interior, pero entro igual. Es todo sobriedad, lo contrario que la madrasa de los minaretes gemelos, que se levanta junto a ella y fue construida un siglo mas tarde, alla por el 1300, durante el periodo iljanida, cuando se extendia del Pacifico al Mediterraneo el Imperio Mongol, el imperio terrestre mas grande que jamas haya existido. El primer iljanida, palabra que significa khan subordinado, fue Hulagu, hermano del Gran Kan Kublai, a cuya corte viajaron los Polo.

Y es que Erzurum esta en el cruce de caminos entre Constantinopla, Rusia y Persia, y ha cambiado de manos en numerosas ocasiones.

La madrasa esta empapelada con banderas turcas y con fotos y dichos de Ataturk, como todo el pais. Ademas hay una exposicion bastante poco seria sobre “las mentiras del genocidio armenio”. La documentacion expuesta y los argumentos son pueriles, de tal manera que consiguen el efecto contrario al que persiguen. De todas maneras, esta destinada al consumo interno, y ya se sabe que el nacionalismo atrofia la razon, y mas aun la autocritica.

Al lado hay una cachimberia donde me tomo una de naranja, y un te que sirven con azucar de ese que se derrite en tu boca, no en tu vaso. Un signo de que me voy acercando a Persia. Luego visito la kale, fortaleza, erigida por Teodosio.

Cachimba time en Erzurum.

Finalmente visito la madraza Yakutiye, tambien de la epoca mongol, y tambien decorada con atractivos diseños de azulejeria. No estarian fuera de lugar en Samarkanda. Si los selyucidas -y el azucar duro- me anticipan Persia, los iljanidas me anticipan Asia Central.

Muchas veces recorrer los monumentos señalados en la guia es solo una excusa para pasear por una ciudad, para trazar un recorrido mientras le tomas el pulso al ambiente. En las terrazas suena musica disco, que solo apagan durante la llamada a la oracion.

Como voy a buen ritmo, y me encaja bastante, activo un plan alternativo que tenia latente: hacer un desvio por el Caucaso antes de pasar a Iran. Busco en las librerias una guia del Caucaso, pero ni de coña, no tienen ni de Turquia. Pensaba que me la podria fotocopiar de otros viajeros, pero llevo una semana sin ver a un rostro palido. Me acuerdo de Jacques, el brasileño con el que coincidi unos minutos en Ankara. Le envio un mail que me responde en seguida: tiene guia del Caucaso y esta camino de Kars. Perfecto, no me supone ningun quebranto cambiar el orden de mi ruta para poder coincidir con el.

* * *

Cerca de Erzurum estan los valles georgianos, una zona que parece chula, con pueblecillos de montaña e iglesias antiguas, pero que precisa de coche propio para visitarla. Tambien es uno de los mejores sitios del mundo para practicar rafting, pero yo lo de los deportes de aventura hace tiempo que lo descarte. El puenting me da panico, asi que lo he racionalizado para disimular: la aventura no tiene sentido sin objetivo, tiene que haber un grial, un huevo de pingüino emperador. El puenting puede tener sentido como medio: para impresionar extranjeras, por ejemplo. Pero como deporte no, gracias.

Y si quieres una inyeccion de adrenalina, para que complicarse con arneses e incomodidades, te vas a tu farmacia habitual:

Anda, corre y ve a la farmacia de guardia
y pregunta si el negocio va bien.

Por favor doctor, recéteme Vd. un sedante
que me quite la velocidad que cogí con lo de antes

(Kiko Veneno)

En fin, que estoy con Cansado cuando dice:

"¿Puenting? Ni atado... y Paris Dakar pa tu puta madre"

* * *

Al dia siguiente publico el anterior capitulo de este cuaderno, y por la tarde me pillo un bus a Kars. Con el billete de bus te regalan gratis el paisaje: de nuevo a lo largo de un rio que discurre entre altas y verdes colinas de formas caprichosas.

Paisaje de Erzurum a Kars.

Y casi llegando a Kars la salida de la luna es espectacular: a la derecha del autobus, por el lado opuesto al sol, que ya se ha ocultado pero aun ilumina. Emerge grande, con un tono ligeramente anaranjado, y muy brillante, parece una bombilla enroscada sobre las nubes detenidas en las cimas de las montañas que se alzan al este, recordandome la direccion de mi viaje.

♪ No se si estoy en lo cierto,
lo cierto es que estoy aqui

(Rosendo)


KARS

Esa misma noche consigo contactar en Kars con Jacques, el brasileiro, y con Celil, un guia local que nos cuenta un monton de cosas interesantisimas sobre la geopolitica reciente de la region; de Georgia, Armenia y Azerbaiyan.
En Kars se desarrolla la novela de O. Pamuk “Nieve” (Kar en el original), que fue candidata a ir en mi mochila... pero se tuvo que conformar con el Nobel. Y de aqui era Namik Kemal, el erudito turco de ideas occidentalizadoras que inspiraron a los jovenes turcos y a Ataturk. Su trazado actual en cuadricula corresponde al la ocupacion rusa, que duro del siglo XIX al 1920, en que los turcos la retomaron aprovechando el revuelo de la Revolucion y Guerra Civil Rusa.

Fue capital de la antigua Armenia antes que Ani, cuyas ruinas iremos a visitar al dia siguiente si Celil logra encontrar mas gente con quien podamos compartir el taxi.

* * *

A la mañana siguiente hay suerte: se une a la excursion una pareja, el aleman, y ella chilena, muy majetes. Todos estan mas cerca de los cuarenta que de los treinta… por fin no soy el abuelo entre los mochileros, un colectivo en que los veinteañeros son mayoria.
Y es que si hace años me jodia que me dijeran que tengo cara de niño, ahora se agradece bastante que me echen 25 años. Ademas eso refuerza mi coartada de estudiante.

Jacques ha pasado un año en Rusia estudiando, y nos cuenta que ahí son muy violentos y que hay muchisimo neonazi. Ahora lleva viajando un tiempo y dice que tiene miedo en los paises donde la gente es blanca y cristiana. Y eso que tiene un color de piel bastante claro. La chilena confirma su opinion, dice que por tener un color de piel mas oscuro la mirada de la gente y el trato cambia muchisimo. Yo me imagino que si lo dicen sera verdad, pero Arnold, el aleman, opina que no es asi. Arnold viajo en su dia muchisimo, y nos cuenta varias historias, como esta:

Estando en Kazakstan le caduco el visado, y la policia del lugar le dijo que tenia que pagar una multa elevadisima. Le dijo al oficial que no, que preferia ir a prision:

- ¿Pero porque quieres ir a prision?
- Asi podre aprender kazajo y hablar tan bien como usted.
- Pero yo nunca he estado en la carcel!

Decidieron que escribiera una carta de disculpa, y luego ya verian lo que hacian con el. En la unica habitacion del pueblo con aire acondicionado se reunieron todos los policias del lugar, formando alrededor de la habitacion, y en una mesa Arnold escribia la carta mientras el maestro de ingles del pueblo la traducia. Cada frase comenzaba con. “Pido disculpas porque…” asi una y otra vez, como si estuvisese haciendo la mas horrible de las confesiones. Y al final grito en aleman, sabiendo que lo iban a entender:

- Si, soy un cerdo aleman!!!

Todos se escandalizaron, y el maestro le dijo que no podia decir eso. Pero el oficial le señalo y le dijo:

- Si, eres un cerdo aleman!... pero los cerdos alemanes son buenos cerdos.

Al final, lo subieron a un tren a China sin pagar multa ni nada, y le dieron su pasaporte al maquinista para asegurarse de que abandonaba el pais. El oficial se despidio de el:

- Recuerda: los cerdos alemanes son buenos cerdos.

La moraleja se me escapa, pero nos reimos bastante. Tras varias de estas historias, llegamos a Ani.


ANI

Las ruinas de Ani son una de las maravillas del este Turquia. Se convirtio en capital Armenia en el 961, por su gran posicion en la interseccion de rutas comerciales. Luego la poseyeron bizantinos, selyucidas, los reyes de Georgia, emires kurdos, mongoles… finalmente, entre los terremotos y las rapiñas de Tamerlan, que cambiaron el curso de la Ruta de la Seda, se fue a la mierda y paso al olvido.

En sus mejores tiempos tuvo cien mil habitantes y rivalizaba con Constantinopla en poder y gloria. Como aquella, estaba rodeada de unas murallas imponentes, y protegida por barreras naturales. Hoy en dia el lugar transmite un gran sentimiento de desolacion, y me recuerda bastante a las ciudades muertas bizantinas del norte de Siria.

Desde el kale se contempla la amplia llanura y sus ruinas dispersas, como en un tablero de Monopoly abandonado, entre las murallas y un profundo barranco por el que serpentea un rio, al otro lado del cual se encuentra Armenia. Los pasos entre ambos paises estan cerrados, y el sentimiento de frontera es tambien muy intenso, sigue siendo el mismo que habia aquí en tiempos de la Guerra Fria, cuando esta era una de las fronteras entre el mundo comunista y el mundo libre.

Ani, peñon mas alla del castillo. al otro lado del rio es ya territorio armenio.

De hecho, junto a las torretas de vigilancia que se elevan en el lado armenio hay dos mastiles donde ondean a la misma altura la bandera armenia y la rusa, pues Armenia es ahora un satelite de Rusia, que controla sus fronteras, y la apoya frente a Turquia y Azerbaiyan, paises contra los que nada podria hacer por si sola. No es una situacion nueva: a principios del siglo XX los armenios lucharon junto a los rusos frente a kurdos y turcos:


Bueno, no fue algo tan sencillo, y los conflictos belicos se desarrollaron a la par que el genocidio que los otomanos llevaron a cabo contra los armenios. En Ani se puede observar la esvastica como motivo decorativo en muchos rincones. Curiosamente, este simbolo que tanto gustaba al primer pueblo que sufrio un genocidio fue tomado como emblema por aquellos que perpetrarian el siguiente genocidio: los nazis.

Visito las iglesias dispersas, alguna mezquita, un caravasar, una iglesia excavada en la roca, un templo zoroastrico anterior a la llegada del cristianismo, y el castillo. Una de las iglesias fue diseñada por el mismo arquitecto armenio que reparo la cupula de Santa Sofia en Constantinopla, derrumbada tras un terremoto. Sin embargo, la ejecuto otro arquitecto menos competente y se derrumbo enseguida.

Iglesia de Ani, partida recientemente por un rayo.

* * *

Me hago fotrocopia de la guia de Jacques de Georgia, Armenia, y Azerbaiyan. Le echo un ojo, me trazo una ruta y echo cuentas del tiempo que me llevaria; unos doce dias en Georgia, y diez en Armenia. Cuadra bastante con mi calendario, aunque no me voy a poder permitir pasar unos dias en blanco para rascarme la barriga cuando me apetezca.


DOĞUBAYACIT

Pillo un dolmus a Igdir, desde donde se puede pasar en solo tres horas a Nakhichevan, un enclave perteneciente a Azerbayan situado entre Turquia y Armenia, y sin conexión con el resto del pais. El visado es chungo, y ademas no se puede continuar viaje por tierra porque Azerbaiyan y Armenia estan en conflicto, asi que sigo camino.
Luego otro dolmus, desde el que tengo las mejores vistas del dia del Monte Ararat, ya que cuando llego a Dogubayacit esta cubierto de nubes. Es una gran mole de origen volcanico, una montaña solitaria y de base muy amplia, de mas de cinco mil metros de altura, en medio de una vasta llanura, los llanos del Ararat.

Monte Ararat

Engancho un dolmush local hasta el Palacio de Ishak Paşa, propio de las mil y una noches, y patrimonio de la Unesco… ooootro mas. Los rusos se llevaron las puertas chapadas en oro, que estan en el Hermitage. El haremlik, las dependencias de las mujeres, esta en restauracion, asi que no puedo visitar el lavabo con las mejores vistas del mundo: las del valle adornado con el monte Ararat.
Se ve mucho dominguero local pululando por los alrededores, asi que antes de volver al pueblo me doy un paseo por donde esta la peña: una mezquita, un parque, y los restos de unas murallas a los que se llega haciendo el cabra por una ladera.

Palacio de Ishak Pacha

Como ya no hay transporte me toca quedarme a dormir. Cuando no hay mas remedio, me alivia poder estar tranquilo unas horas sin tener que pensar en el siguiente movimiento. Ademas el hotel es perfecto: habitacion simple, limpia y con ventana, buenos baños compartidos, y tranquilo. Cinco euros.

Me echo una cachi y veo el partido en un salon del hotel. Como de costumbre, Turquia gana agonicamente, empatando en el ultimo minuto e imponiendose a los penaltis.

* * *

Antes de cambiar de planes tenia pensado cruzar a Iran desde Dogubayacit, que esta junto al principal paso fronterizo entre ambos paises. En vez de eso, tomo un autobus de vuelta a Erzurum. Estamos en zona kurda, y por lo remoto de su ubicacion, especialmente problematica, por eso al entrar y salir de ella hay controles militares, que son bastante relajados.

Vuelvo a vislumbrar la cumbre del Ararat entre las nubes esa mañana. Desde Armenia tendre otra oportunidad para contemplarlo. Como cuenta pendiente me queda hacer cumbre. Pocas semanas despues guerrilleros kurdos secuestraran a tres alemanes que lo estaban intentando.

En Erzurum no tardo en enganchar un autobus a Trabzon, volviendo asi a la costa del Mar Negro, del que la ciudad es el principal puerto turco, con gran trafico hacia Rusia. Llego ya de noche, de nuevo un dia entero en la carretera.


TRABZON

Pillo un hotel cutrecillo y con paredes de papel, y veo el partido de Rusia y Holanda. Cada vez que marca Rusia se oye chillar a unas muchachas... quiza sean natachas, prostitutas rusas, que son una autentica plaga segun la guia, aunque la verdad que yo no vi ninguna en los dos dias que este ahi. Lo juro.
El tipo de la habitacion de al lado
lleva cantando mas de una hora. Tiene su encanto, pero cuando acaba el partido, de madrugada ya, le doy un toque para que se calle. Yo pensaba que me iba a abrir la puerta un pendenciero marinero arabe, pero resulta ser un japones de lo mas educado.

* * *

No madrugo mucho, y me pillo un dolmus al monasterio de Sumela, que los monjes griegos tuvieron que abandonar en 1923. Es tan antiguo que ya fue restaurado ya por Belisario, en el siglo V. Conserva, aunque dañados por el vandalismo, unos excelentes frescos en el interior y el exterior de la iglesia, que esta excavada en la roca. Y si, tambien es patrimonio de la Unesco. Es domingo, y esta petado de turcos, pero ni un guiri. Con buen criterio, no compre bilete de vuelta pese a la insistencia y mala educacion del minibusero. Unos estudiantes que me pidieron una foto volvian a la vez que yo y me llevaron en su coche mientras se cubria todo de nubes y empezaba a caer el diluvio, asi que no pude sacar la foto mas chula: la del emplazamiento del monasterio, esculpido en la pared vertical sobre un estrecho valle boscoso por el que baja un arroyo de montaña.

Monasterio de Sumela

Luego me doy un paseillo por Trabzon, me tomo una cachi en un antiguo caravasar selyucida de tres plantas, y paseo junto al mar. En esta parte de la costa del Mar Negro debio de estar el reino de las amazonas, a las que los argonautas evitaron con mucho tiento, pues eran consideradas unas enemigas formidables. La amazonamaquia, la representacion de las luchas con las amazonas, como la noble Pentesilea, fue muy importante en el arte griego, y el ejemplo mas representativo es el friso del Partenon.

Estoy algo preocupado por la seguridad en Georgia -la guía no es muy halagüeña al respecto-, y por la barrera del idioma, pues ahi muy pocos hablan ingles. En realidad, aunque parezca que Georgia y Armenia estan ahi al lado, son un mundo nuevo para mi; nunca antes he estado en un pais de la antigua Union Sovietica. Y hay otro chip que tendré que cambiar: Georgia y Armenia son paises cristianos, y yo estoy ya demasiado hecho a los países musulmanes, en los que me siento muy a gusto.

Veo como dejamos a Italia fuera en los penaltis, y mis brazos ejecutan un corte de corte de mangas que llevaba en la recamara desde el codazo de Tassoti a Luis Enrique y la eliminacion en el Mundial del 94.

* * *

Por la mañana visito Aya Sofia, construida por los Comenos, la dinastia imperial bizantina en tiempos de la cuarta cruzada, quienes al ser desposeidos por los cruzados de Constantinopla se establecieron en Trabzon –tambien llamada Trabisonda o Trebisonda-, que se convirtio asi en capital del Reino del Ponto. Un reino que tardaria en sucumbir a los otomanos ocho años mas que Constantinopla.

Y si el futbol siempre sale a relucir en cuanto saben que eres español, ahora que Turquia y España estan en cuartos, mas que nunca. Es imposible escapar a ello. La verdad que es una gozada que identifiquen a España por el futbol, es un tema que mueve a la simpatia de la gente. Algunas veces tambien salen con lo de Al Andalus, pero eso tambien es bueno…En España y Turquia somos muy parecidos”. O con los toros, que tambien es una referencia positiva… cosas de los locos españoles.

Termino de leer el Libro de las maravillas, y lo envio por correo junto con varias cosas mas. El libro de Marco Polo se publico por primera vez en frances con el titulo de La descripcion del mundo, pero pronto fue bautizado como El millon, por lo exagerado de sus descripciones. El Millon Inauguro el genero de la literatura de viajes, cuyo primer ejemplo en España, en Castilla, es la Embajada a Tamerlan, escrita por el madrileño Ruy Gonzalez de Clavijo a principios del siglo XV. Este es el libro que comienzo a leer en Trabzon, donde embarco Marco Polo en su viaje de regreso, y donde Clavijo piso puerto tanto a la ida como a la vuelta de su viaje de Cadiz a Samarcanda. Y otro libro en español que tiene mucho que ver con esta ciudad es Un viaje de Ali Baja al reino de Trebisonda, de Juan de Briones, que ya escapa a mi bibliografia.

Puerto de Trabzon

La verdad que esos libros antiguos son bastante coñazo, su estilo es monotono y repetitivo, sobre todo el de Marco Polo, que es unicamente descriptivo y apenas incluye impresiones personales. Igual es por eso que me esta saliendo un capitulo tan aburrido: me he contagiado de su estilo. Pero no me arrepiento y no voy a dejar de dar la paliza por un vano cuidado de brevedad, como dice el propio Marco Polo.

Clavijo le da a la narracion algo mas de vidilla. Llama a la esta ciudad Trapisonda, como la Familia Trapisonda. ¿Y alguien se acuerda del mitico programa Tutti frutti, el de las mamachicho? Increiblemente, en todo el ancho internet no hay ni una referencia a la sintonia del programa, que cantaba eso de ...una fauna trapisonda...♪. Sirvan estas lineas de humilde homenaje.

* * *

Ya de tarde me pillo un bus a Georgia. Esperandolo conozco a un tipo que fue jugador de la seleccion nacional de baloncesto y me da una informacion bastante tranquilizadora: de unos años a esta parte la seguridad en el pais ha aumentado muchisimo. Y en la carretera de montaña donde segun la guia es muy probable que asalten los minibuses en plan Curro Jimenez y desplumen a los pasajeros ya no hay ningun problema.

Luego en el bus charlo con un marinero veinteañero y putero. Conoce biblicamente muchos paises, España incluida. Le enseño una lista de palabras en ingles y me dice como se pronuncian en georgiano.

Primeros rudimentos de georgiano

El cruce de la frontera es facilisimo: me sellan el pasaporte sin zarandajas. La estancia permitida es de 90 dias, y no cuesta un duro. Eso si, no tiene holograma, es un simple sello estampado.

Sobre una montaña del lado georgiano resplandece en la noche una gran cruz, dejando clara la identidad del pais. Mientras espero que salga el bus del paso fronterizo -hay mucho trafico de camiones, y tarda una hora en pasar los tramites- aparece de la nada un tipo frances, aunque juraria que mi acento frances es mejor que el suyo. El colega esta totalmente ido de la cabeza, todo el mundo que hay por ahi se da cuenta al instante... “¿Es tu amigo?”.

Le digo que me voy a quedar a dormir en Batumi, una ciudad importante no lejos de la frontera, y se viene conmigo en el bus. Le pregunto por su equipaje… no lleva nada, salvo lo puesto: pantalon y camisa, y lo que sostiene en la mano derecha: el pasaporte en una funda de plastico y un puñado de postales y sobres... es que no llevo mucho tiempo viajando. ‘Sololleva cuatro meses, en direccion a la India. Me cuenta como la poli le dio una paliza en Montenegro rompiendole algun hueso por haber entrado sin visado. No tiene guia ni informacion alguna del pais. Le cuento que el visado chino esta muy dificil, y me dice que a el se lo van a dar en la frontera... un crack. En el hotel me dice de compartir habitacion, pero quita, quita. Cruzarme con el me sirve de recordatorio:

Solo hay una condición,
hay que saber bajarse en la penúltima estación
hay quien se ha descuidado y ahora está
colgado de la luna y ya no volverá

(Ariel Rot)


De Trabzon a Batumi retomo mi recorrido por costa del Mar Negro, la ruta de los argonautas, y entro en Georgia y el antiguo reino de la Colquide, donde aquellos viajaron en busqueda del vellocino de oro. A mi no se me ha perdido ningun vellocino en Georgia, pero tampoco pasa nada. Mi viaje se parece en cierto modo al emprendido por los shandys de Vila-Matas:

"… su viaje, al igual que todo poema o novela, corría siempre el peligro de carecer de sentido, pero no habría sido nada sin ese riesgo, y tal vez ese era el mayor atractivo que encontraban ellos en el viaje."


Foto al pie

Foto al pie

 

 

Travel Answers about Turkey

Do you have a travel question? Ask other World Nomads.